Choque de altura en La Alamedilla

El Confitería Gil y el Juventud del Círculo han empatado a 3 goles en un reñido choque.

CONFITERÍA GIL F.S.SALAMANCA: Dani, Álvaro, Fran (A), Adrián (A) y Raúl (A)- quinteto inicial- , también jugaron: Nacho (1), Ratero (2), Alberto, Javi y Moasín.

JUVENTUD DEL CÍRCULO: Carranza (A), Dani (1), Escudero, Mario (A) e Yllera- quinteto inicial-, también jugaron: Pika, Fer (2), Samuel, Poves y Mario.

 

Goles: 1-0 Ratero min.17, 1-1 Fer min.30, 2-1 Nacho min.31, 2-2 Dani min.34, 2-3 Fer min.36, 3-3 Ratero min.39.

 

Árbitros: Sergio Rodríguez y Sergio Moreno

Espectadores: Alrededor de 150

 

Incidencias: En el descanso del partido se celebró el ya tradicional partido entre Minis (niños/as de 5 y 6 años), que hicieron las delicias de los asistentes al partido.

Partidazo el jugado esta mañana en el pabellón de La Alamedilla entre dos de los mejores equipos de la Tercera División de Fútbol Sala. El partido comenzó con una gran presión de los locales que dificultaba enormemente la salida del balón de los burgaleses. El equipo charro movía con rapidez el balón y gozaba de ocasiones claras, que no se tradujeron en gol por la misma falta de acierto que viene demostrando partido tras partido.

 

El equipo estaba jugando uno de los mejores primeros tiempos de la temporada y conseguía, por mediación de Ratero, en una gran acción colectiva, poner el 1-0, resultado con el que ambos conjuntos se fueron al descanso.

 

En la segunda mitad no cambió mucho el guión y los salmantinos mantenían el buen nivel de juego ofrecido durante los primeros veinte minutos, pero una vez más su falta de acierto y los despistes puntuales les condenarían. Los visitantes conseguían igualar el partido en una acción poco afortunada de los charros, que teniendo el balón en su poder lo regalaron propiciando un 3 para 2 que no desaprovecharon los burgaleses.

 

Con este resultado siguieron empujando los locales que volvían a ponerse por delante cuando quedaban menos de diez minutos para la conclusión del partido mediante un lanzamiento de diez metros bien ejecutado por Nacho. Cuando quedaban cinco minutos se dio una acción que bien pudo decantar la balanza para los pasteleros, ya que Nacho gozaba de un nuevo lanzamiento de diez metros, pero esta vez el palo evitaba el 3-1 que hubiera sido quizás una losa para los visitantes.

 

No fue así y los visitantes no sólo empatarían el encuentro sino que se ponían por delante a falta de cuatro minutos en dos acciones de contraataque con un malísimo repliegue de los locales que dejaban vendido a Dani, una vez más de los destacados por parte local. Con este resultado el técnico local Juanlu pedía un tiempo muerto para salir a continuación jugando de cinco, situación que sirvió para que los confiteros empataran el encuentro a falta de un minuto por obra de Ratero.

 

Lo siguieron intentando los locales con cinco jugadores, disponiendo de alguna ocasión para llevarse el partido, que sin duda no hubiera sido nada injusto viendo el partido que habían realizado en líneas generales. Cabe destacar la entrega de todos los jugadores que participaron en el partido, sumando cada uno de ellos su granito de arena y sólo la falta de acierto de cara a portería no permitió que los puntos se quedaran en Salamanca.