China debe cientos de millones de dólares a Hollywood

La deuda se sitúa en cientos de millones de dólares y los seis estudios más importantes de Hollywood (Disney, Warner, Universal, Paramount, Fox y Sony) están afectados.

China debe cientos de millones de dólares a los estudios de Hollywood. Las autoridades del país asiático dejaron de pagar la cantidad estipulada de la recaudación en taquilla de sus películas a los estudios después de que éstos se negaran a asumir un nuevo impuesto.

 

Según informa The Hollywood Reporter, los pagos -estipulados según el último pacto en un 25% de la recaudación en taquilla de la recaudación de cada película- cesaron a finales de 2012 cuando los estudios se negaron a asumir un nuevo impuesto del 2% a los beneficios establecido por China Film Group, el organismo estatal encargado de programar el calendario de estrenos en el país.

 

Los estudios se negaron alegando que este pago adicional violaría un acuerdo de la Organización Mundial de Comercio rubricado el año pasado entre el vicepresidente de Estados Unidos Joe Biden y el presidente de China, Xi Jinping.

 

La deuda se sitúa en cientos de millones de dólares y los seis estudios más importantes de Hollywood (Disney, Warner, Universal, Paramount, Fox y Sony) están afectados.

 

Ninguno de los estudios quiere pronunciarse de forma oficial dado lo sensible de la situación y actualmente la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA), que representa a los estudios, negocia con autoridades chinas para determinar a quién corresponde pagar esta tasa y la puesta al día de los pagos.

 

LAS DEUDAS

 

Según las cifras publicadas por THR, basadas en el 25 por ciento, las autoridades chinas deberían a Warner Bros unos 31 millones de dólares por la taquilla de Man of Steel, El Hobbit: Un viaje inesperado y Jack el cazagigantes. A Sony le deberían 23 millones de dólares por las ganancias de Skyfall y After Earth -no se computan las cantidades por Asalto al poder, que todavía está en cartelera-.

 

La deuda del país asiático con Paramount asciende a unos 30 millones de dólares por los estrenos de la secuela de GI Joe y de Jack Reacher. Cifra similar a lo que debería a Disney tan solo por el estreno de Iron Man 3 que recaudó 121 millones en China. A eso habría que sumar otros cinco millones por Oz, un mundo de fantasía. Y la cuenta sigue ya que Monstruos University se estrenará en China en breve.

 

Otra de las grandes perjudicadas es Universal, a la que se le debe unos 34 millones de dólares por los estrenos de Oblivion y Los Miserables. Un montante al que habrá que sumar la jugosa cifra que dejará en taquilla Fast & Furious 6, que el pasado fin de semana protagonizó el segundo mejro estreno del año en China, solo superado por Iron Man 3, con 24 millones de dólares de recaudación.

 

Incluso hay estudios que denuncian que no han recibido los pagos por títulos del año pasado. Es el caso de Fox, a la que se le deberían 23 millones de dólares por la taquilla de La vida de Pi del oscarizado Ang Lee.

 

HOLLYWOOD, CON LA CABEZA FRÍA

 

En cualquier otra circunstancia, los estudios de Hollywood se negaría a permitir que sus películas siguiera siendo estrenadas en el país. Pero con China en camino de convertirse en el mayor mercado de cine en el mundo -ya ha superado a Japón y podría hacer lo propio con EE.UU. en los próximos cinco años- los estudios se muestran reticentes a cerrar las puertas y retener sus películas.

 

A pesar de las deudas millonarias, los grandes estudios piensan en su futuro a largo plazo... y ese futuro para Hollywood también pasa por China.