Chamberí estrena hierba artificial en su campo al calor de la campaña electoral

El alcalde inaugura el nuevo campo de fútbol, que estaba entre los compromisos en materia deportiva desde comienzos de la legislatura. Los del Reina Sofía y el Zurguén, en la misma situación, han iniciado trámites y tendrán que esperar a la próxima legislatura.

La cercanía de las elecciones ha propiciado que el barrio de Chamberí pueda estrenar una nueva superficie de hierba artificial en su campo de fútbol. La puesta de largo se ha celebrado esta tarde en un acto con todas las características de la etapa preelectoral en la que estamos inmersos, pero que se ha hecho esperar casi desde el comienzo de la legislatura. El alcalde ha sido recibido por responsables del club de fútbol, que le han entregado una bufanda con sus colores y un carné de socio, y que le han invitado a ponerse bajo los palos de la portería, cosa que ha hecho ante los medios de comunicación; en el primer disparo hizo la 'estatua', pero el segundo lo paró.

 

El momento se ha hecho esperar desde el primer año de su mandato. De entonces datan las promesas, dentro de un plan de instalaciones municipales, de dotar a varios campos de fútbol de la ciudad de césped artificial para sustituir a la tierra. El campo ha supuesto una inversión de casi 500.000 euros y se suma a la que ha sido la principal política en instalaciones deportivas del Ayuntamiento esta legislatura, toda vez que la ciudad deportiva de La Aldehuela no ha avanzado casi. El campo incluye un nuevo cerramiento, césped tipo FIFA 2 y el equipamiento de iluminación y porterías. Mejorará la actividad de los cerca de 90 niños que tiene el club en su escuela.

 

Bajo el epígrafe de mejoras en las instalaciones deportivas, el plan ha tenido partidas desde el primer presupuesto de Fernández Mañueco hasta el último, pero ha habido que esperar a la recta final del actual mandato para que se hicieran patentes las mejoras. El pasado verano, a menos de un año del fin de la legislatura, las obras habían comenzado solo el campo número dos de la Federación a pesar de que desde mayo de 2013 existía un compromiso explícito de afrontar la remodelación también en Chamberí, Pizarrales y Reina Sofía. A día de hoy, el de Pizarrales está a punto de acabar (puede ser el próximo en entrar en servicio), mientras para el de Reina Sofía se iniciaron los trámites el día 10 de febrero y Zurguén no se ha iniciado siquiera la licitación.

 

En cuanto al campo de Chamberí, era una mejora que esperaban desde hace tiempo en el club. De hecho, contaban con el campo para el inicio de la presente temporada, en septiembre, pero a pesar de que estaba comprometido desde mayo de 2013 y se contaba con la inversión para 2014, no se aprobó la ejecución hasta mayo; sin embargo, la licitación se demoró durante el verano (aunque se inició en junio) y las obras no empezaron hasta noviembre, como en el de La Salud. En el caso del inaugurado esta tarde, se adjudicó en octubre por 480.000 euros y tres meses de plazo de ejecución que no se han cumplido, poco para los muchos años que lleva el barrio esperando esta mejora.

 

Ahora le tocará el turno a los de Pizarrales, a punto de estar acabado, Reina Sofía y Zurguén, que se sumarán a este de Chamberí y al ya terminado de la Federación.