'Chacho' y Slaughter sostienen al Madrid y Mirotic decide

Mirotic le da el primer punto al Madrid en la prórroga

Unicaja sucumbe en el Palacio tras un buen partido en el que dominó hasta el último cuarto y forzó la prórroga.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (18), Rudy Fernández (12), Darden (12), Mirotic (16), Bourousis (8) --cinco inicial--; Felipe Reyes (8), Díez, Sergio Rodríguez (15), Carroll (1) y Slaughter (8).

UNICAJA: Granger (11), Toolson (13), Suárez (9), Caner-Medley (9), Vázquez (17) --cinco inicial--; Urtasun (9), Calloway (13), Hettsheimeir (2), Kuzminskas (6), Stimac (4).

PARCIALES: 20-21, 21-31, 26-16, 16-15, 15-10.

ÁRBITROS: Juan Carlos Arteaga, Benjamín Jiménez, Juan Luis Redondo. Eliminado por faltas personales Marcus Slaughter en el Real Madrid.

PABELLÓN: Palacio de los Deportes. 8.163 espectadores.

INCIDENCIAS: El partido se interrumpió en dos ocasiones por un problema con los relojes de posesión en el primer cuarto.

El Real Madrid ha vencido a Unicaja (98-93) en un partido que se tuvo que decidir en la prórroga después de un choque en el que los visitantes dominaron en la primera parte y los locales en la segunda y que tuvo a Nikola Mirotic, autor de 16 puntos, nueve rebotes y 28 de valoración, como jugador más decisivo, una victoria que otorga al Real Madrid ventaja en la semifinal del 'play-off'.

Apareció Mirotic en la prórroga para darle el triunfo al Madrid en un partido que se le complicó mucho durante los primeros 20 minutos. El hispano-montenegrino hizo siete puntos en el tiempo extra, asumiendo el papel protagonista en el equipo blanco que siempre se le exige al '12'. Una actuación que evitó que Unicaja 'robara' el factor cancha a los blancos en el estreno de la semifinal de la Liga Endesa.

Antes de esos cinco minutos extra, el Madrid pudo ganar el partido en la última jugada del choque, pero Sergio Rodríguez falló después de tirar de una manera muy forzada, con un lanzamiento por detrás de la canasta después de un mal ataque. El canario volvió a cuajar una gran actuación con 15 puntos, cuatro asistencias y cuatro recuperaciones de balón.

Con la victoria en la prórroga el equipo de Pablo Laso acabó una remontada que empezó en la segunda mitad. Antes del paso por el túnel de los vestuarios el dueño del partido fue Unicaja. Los hombres de Joan Plaza plantearon un partido jugándole de tú a tú al primer clasificado de la Liga Endesa y, a pesar de la derrota, el técnico de Unicaja acertó en el planteamiento.

Como ante CAI Zaragoza, el equipo de Laso salió poco enchufado al partido, y Unicaja se lo hizo pagar. De la mano de Earl Calloway --13 puntos, 18 de valoración-- los malagueños fueron cogiendo ventajas poco a poco. El base americano empezó en el banquillo y cuando le tomó el relevo a Granger fue cuando su equipo empezó a funcionar. Empieza a ser una constante en estos 'play-off' en Unicaja que su base suplente revolucione el partido.

Con el buen arranque de Calloway y la efectividad en el triple de los de Plaza, Unicaja se fue al descanso once puntos arriba (41-52). Si la ventaja no fue mayor fue porque Felipe Reyes mantuvo a los blancos en el partido con su efectividad habitual en los minutos que disputó. Y es que Unicaja demostró que es un gran bloque, con opciones serias de llegar a la final. Como muestra, un dato: siete jugadores anotaron nueve puntos o más.

EL MADRID REACCIONA EN LA SEGUNDA PARTE Y GANA EN LA PRÓRROGA.

Tras el descanso, fueron Darden --12 puntos-- y Llull los que tomaron las riendas del ataque madridista. El'23' local consiguió ocho de sus 18 puntos finales en este tercer asalto y junto a las canastas de Darden y el aumento de la intensidad defensiva, lograron reducir las distancias con el equipo andaluz (67-68, min.30). En Unicaja, Granger tomaba el relevo de Calloway para evitar que el Madrid consiguiera ponerse por delante.

Algo que se produjo mediado el último cuarto gracias a la aparición de Sergio Rodríguez en el campo. Cuando el equipo madridista cogió el mando, parecía que no lo iba a soltar ya, sobre todo después de que con un mate, Rudy Fernández pusiera a su equipo cinco arriba (81-76, min.37). Eran los mejores momentos de un Real Madrid que parecía que iba a solucionar sus errores a tiempo.

Pero la solidez de Fran Vázquez --17 puntos, 7 rebotes, 20 de valoración-- y el desacierto del Real Madrid llevaron el partido a una prórroga donde decidió Mirotic. El segundo asalto, el domingo, en el mismo pabellón. Unicaja deberá ganar si no quiere ver como el Madrid coge una ventaja prácticamente definitiva rumbo a su tercera final consecutiva.