CGT convoca una manifestación en Valladolid de las trabajadoras de contratas del Hospital Divino Valles de Burgos

El sindicato CGT ha convocado una manifestación para mañana jueves, 31 de enero, en Valladolid para denunciar la situación de los trabajadoras de las contratas que realizaban la limpieza, la comida y el servicio de cafetería en el Hospital Divino Valles de Burgos.
VALLADOLID, 30 (EUROPA PRESS)



Según han informado fuentes sindicales en un comunicado recogido por Europa Press, la movilización consistirá en una marcha entre la plaza de España y la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León

CGT ha explicado que se trata de denunciar la situación de 62 trabajadoras que realizaban la limpieza, la comida y el servicio de cafetería en el hospital Divino Valles de Burgos que ahora se encuentran "en la calle, sin cobrar y sin tan siquiera una carta de despido, algunas desde el pasado mes de junio".

Con motivo del cierre de este centro hospitalario a finales del pasado 2012, han explicado, las empleadas han recibido una carta de las empresas contratistas de los respectivos servicios en la que decían que pasarían a trabajar al recién construido Hospital Universitario de Burgos.

Sin embargo, han asegurado que en el nuevo centro, "tanto las empresas subcontrataras de los servicios referidos, como la empresa privada que gestiona Hospital (Eficanza), se desentendieron de ellas, sin más explicaciones".

Sin embargo, han apuntado que ya que "nadie las ha despedido formalmente", el Servicio Publico de Empleo no asume el abono del paro, pese a estar "en la calle y sin cobrar".

Por ello, han reclamado que la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León "como responsable político y administrativo", cumpla su "compromiso" de "gestionar una solución que garantice readmisiones y en todo caso indemnizaciones".

Sin embargo han lamentado que la realidad es que la Administración regional y la empresa que gestiona el nuevo hospital "incumplen dicha promesa".

Las trabajadoras, a través del comunicado de CGT, han recalcado que "la indiferencia, la falta de responsabilidad, las promesas y las mentiras de las empresas contratistas, de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León y de Eficanza, no conseguirán acallar" sus voces.

De hecho, han alertado de que, después de su caso y de los problemas del personal sanitario y médico, "las siguientes víctimas serán los usuarios de ese Hospital", en el que consideran que se "pone por encima de la calidad del servicio el benéfico de los accionistas de Eficanza, y de los políticos que lo amparan".