CGT asegura que el simulacro de incendio en Qualytel-Arvato se realizó en circunstancias que beneficiaban la disminución del tiempo

CGT se manifiesta a las puertas de Qualytel (Foto: T. Navarro)

.

Pues bien,la realidad para los trabajadores de esa plataforma fue otra. La alarma sonó con varios minutos de retraso, cuando la sala en la que había comenzado el incendio ya había sido desalojada, generando caos e incertidumbre entre la plantilla. De todos los horarios posibles para realizar el simulacro que, aunque no se conocía la hora sí era sabido por toda la plataforma que se iba a realizar ese día, el elegido fue el que beneficiaba a la disminución del tiempo de realización porque el número de personal trabajando era menor que en otras ocasiones. Además se ha llevado a cabo un viernes, el día laborable con menos trabajadores en el centro. En la hora elegida para el simulacro,muchos de los trabajadores se estaban yendo por finalización de su turno o en áreas de descanso comiendo. Se informa que se bajó en tres minutos la evacuación, pero ¿con respecto a qué tiempo? ¿Cuando se comenzó el desalojo de la primera sala o cuando por fin sonó la alarma. La realidad es que aquellos trabajadores que estaban en su hora no pagada de comida (turno partido), vieron interrumpida la misma,con los agravios que supone: menos tiempo para comer,pérdida de sitio,comida fría y vuelta a recalentar,etc... y los que estaban en su descanso de 10 o 20 minutos también lo vieron truncado de la misma manera. Un "éxito" de simulacro desde el punto de vista del afectado. Por otro lado, sorprenden las fotos del interior del centro,cuando está terminantemente prohibido acceder con cualquier medio que pueda grabar datos e imágenes por supuesta seguridad exigida en el contrato con Orange. Parece que los únicos que pueden poner en riesgo a Orange son los trabajadores de Qualytel y sus representantes legales. Para lavados de imagen sí se permite acceder con cámaras y mostrar parte del interior del centro. Desde CGT seguiremos sacando a la luz la realidad de los trabajadores, sin maquillar datos, con el único fin mostrar la verdadera imagen de una empresa que supuestamente cumple con la normativa