Cescale prepara una feria que aún no sabe si realizará

Dificultades. La celebración del certamen ecuestre condiciona también la subasta libre de charolés y limusín, en un evento que no contará con ayudas
CHEMA DÍEZ
La celebración del certamen ecuestre sigue en el aire; la Asociación de Criadores de Caballos de P.R.E. (Cescale) anunció que promocionará este evento en otras ferias del sector y que tratará de conseguir el mayor número de adeptos para su celebración, “pero por el momento no podemos confirmar nada, ni siquiera que vayamos a poder celebrarla. Sería una pena no hacerlo, y por ello vamos a luchar hasta el final”, señala Isabel Aguilar, presidenta de Cescale.

Y esta incertidumbre también mantiene en vilo a los representantes de las razas de charolés y limusín ante la celebración de la subasta libre de ganado coincidiendo con el certamen ecuestre, como se ha hecho hasta el pasado año 2010, para atraer más público especializado y dar salida a más animales dada la crisis económica.

No obstante, y pese a que no se celebre la feria ecuestre, las asociaciones tienen previsto realizar la subasta de ganado en unas fechas similares. Precisamente, Cescale baraja una nueva fecha para el concurso equino, que en caso de celebrarse se adelantaría una semana, hasta los días 3, 4 y 5 del próximo mes de junio.

Y a estas malas perspectivas hay que sumarle además que la Diputación no otorgará ninguna subvención para la celebración del concurso, tal y como ocurrió el pasado año, pero sí cederá a Cescale las instalaciones para que pueda realizarse.

La cantidad subvencionada por parte de La Salina ascendió el pasado año a 10.000 euros, con el objeto de cubrir gastos derivados de los forrajes o el alquiler de las cuadras para guardar los caballos durante el transcurso del certamen. “Por este hecho, a lo mejor tenemos que aumentar la cuota de inscripción en la feria, y eso puede frenar a la gente a la hora de acudir al concurso, pero no sabemos cuál será la respuesta del profesional, aunque sí sabemos que su situación es caótica”, concluyó Isabel Aguilar.

El equino, en grave crisis
Por su parte, el sector equino atraviesa por una situación bastante complicada en el plano económico, debido a la ausencia total de operaciones en el mercado, tanto nacional como internacional, por lo que el ánimo del ganadero está muy tocado, aspecto en el que también influye el precio del pienso actual.