Cerca de 1.000 niños salmantinos aprenden a evitar accidentes dentro y fuera del hogar

Casi 1.000 niños de Salamanca pertenecientes a diferentes centros han participado en el programa educativo 'CuidadoSOS', cuyo objetivo ha sido fomentar la prevención de accidentes tanto en el ámbito escolar como en el doméstico. 

FUNDACIÓN MAPFRE y la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León han dado a conocer hoy el balance de la primera edición del programa educativo ‘CuidadoSOS’, cuyo objetivo es fomentar la prevención de accidentes en la infancia, tanto en el ámbito escolar como doméstico.

 

La campaña, que se ha llevado a cabo de manera piloto en 30 centros de Castilla y León, pretende sensibilizar a los estudiantes sobre la necesidad de reducir el alto índice de accidentes infantiles que se producen en España, unos 250.000 al año, según las últimas cifras del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

 

Antonio Guzmán, Director General del Instituto de Prevención, Salud y Medio Ambiente de FUNDACIÓN MAPFRE ha destacado que “con esta iniciativa hemos querido contribuir a que los menores adquieran hábitos de autoprotección y que éstos se incrementen y refuercen durante sus primeras etapas educativas”.

 

María del Pilar González, Directora General de Innovación Educativa y Formación del Profesorado de la Consejería de Educación de Castilla y León, ha subrayado la utilidad del programa ‘CuidadoSOS’ como herramienta para la cultura de la prevención, valorando igualmente de forma muy positiva la participación en el mismo de la familias y los centros, como pilares fundamentales de la educación.

 

La campaña educativa, en la que han participado cerca de 1.000 niños salmantinos, ha informado a las familias sobre las medidas que deben incorporar en su hogar para que sea más seguro. También ha desarrollado material específico, elaborado por pedagogos, educadores y expertos en seguridad, tanto en español como en inglés, para que los profesores transmitan estos conocimientos a los alumnos y ha promovido la representación de una obra de teatro de carácter educativo dirigida a los estudiantes de infantil y primaria para reforzar el aprendizaje de estos conceptos. 

 

Los centros educativos de Castilla y León también han sido los primeros en participar en numerosas jornadas de sensibilización familiar, en las que se ha invitado a participar a unas 20.000 personas. Su objetivo ha sido orientar a los padres para que sepan cómo evitar accidentes infantiles con medidas tan sencillas como proteger los enchufes, cocinar con los mangos de las sartenes hacia el interior, mantener fuera del alcance de los niños medicamentos y fomentar el uso de equipos de protección adecuados (cascos, rodilleras, etc…) cuando se practica deporte.

 

Los colegios también han aprendido cómo se debe actuar ante un accidente. Para ello se les ha ofrecido una “lista de chequeo”, que les ayuda a detectar rápidamente áreas de mejora encaminadas a prevenir este tipo de accidentes. Toda esta información se recoge en el “Libro de la Familia” que FUNDACIÓN MAPFRE ha entregado a todos los niños que han participado en esta campaña.

 

Según el estudio “La seguridad integral en centros de enseñanza obligatoria de en España”, un 10 por ciento de los colegios españoles no realiza simulacros y un 25 por ciento no lo hace durante el primer trimestre. Por este motivo, el programa ‘CuidadoSOS’ también se centra en explicar a los centros educativos qué pautas de evacuación hay que seguir en situaciones de emergencia, cómo se puede prevenir un incendio, y cómo se pueden evitar golpes, cortes, quemaduras y caídas entre los más pequeños.