CEISS intentar frenar a última hora la disolución de la Fundación Caja Duero

Imagen del Palacio de San Boal, sede de la Fundación Caja Duero.

Los responsables de CEISS, el banco de Unicaja que asumió los activos de la caja, ha hecho una oferta para asumir de nuevo la financiación y recuperar el mejor nivel de actividad de la fundación. Deja en suspenso unos días la fusión con la fundación municipal de cultura.

El Patronato de la Fundación Caja Duero ha celebrado una reunión esta mañana para aprobar el Plan de Actuación y las Cuentas Anuales correspondientes al ejercicio 2014. Una reunión en la que, a última hora, ha aparecido una oferta de los actuales dueños de la marca Caja Duero y del banco CEISS (que gestiona todo su negocio) que podrían hacerse cargo del sustento de la fundación. Una novedad que deja en suspenso su disolución y absorción por parte de la fundación municipal de cultura.

 

En la reunión se han estudiado alternativas para garantizar la continuidad de las actividades de la Fundación, en una situación de indefinición por el hecho de que la entidad crediticia no ha podido hacer aportaciones para asegurar su funcionamiento. Una de las opciones analizadas pasa por la integración con la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, con el objetivo de seguir impulsando sus actividades. La fundación de titularidad municipal ya asumió meses atrás el coro, una de las señas de identidad de la Fundación Caja Duero. Esta alternativa ha sido la principal hasta ahora porque, además, cuenta con un acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Salamanca para tomar las medidas necesarias para que el patrimonio de la fundación se quede en la ciudad.

 

Pero es que ha surgido otra alternativa desde la entidad que, hasta su conversión en banco y su integración en Unicaja, había impulsado la fundación y la había financiado. Según la nota de prensa remitidad por la Fundación Caja Duero, en las próximas semanas el patronato estudiará una posible colaboración del Banco de Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria con la Fundación Caja Duero, CEISS. Esto dependerá de los planes del grupo Unicaja, nuevo dueño de CEISS, el banco que asumió las actividades de la extinta caja castellano y leonesa, y que a última hora ha planteado la posibilidad de diseñar un convenio que permita que la fundación siga con sus actividades y no rompa su vínculo con lo que fue Caja Duero.

 

La Fundación Caja Duero comenzó su andadura en julio de 2005 en el seno de la anterior Caja Duero. En la actualidad unos 170 alumnos, entre niños y adultos, asisten a las clases de dibujo y pintura que se imparten en la histórica sede de Escuela de San Eloy. A lo largo de sus 10 años de existencia, la Fundación Caja Duero ha desarrollado también un amplio espectro de actividades dentro del arte, la música, las nuevas tecnologías, los estudios sociales y los foros de debate.

Noticias relacionadas