Ceiss entrega el 9,1% de sus activos de suelo y vivienda a Sareb para su salida al mercado

Vivienda usada

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha conseguido en el total de las entidades más de 197.000 activos de suelo e inmuebles.

El sector inmobiliario no atraviesa por uno de sus mejores momentos; la crisis económica está dejando ‘tocado’ a uno de los buques insignia de España en los ‘años de bonanza’ y en la actualidad, son los bancos o entidades financieras los que deben dar salida a muchos inmuebles y terrenos al mercado.

 

Y una de las entidades que ejecuta esta opción es Banco Ceiss, que ha entregado a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) un total de 18.115 activos de los 197.474 de toda España, cifra que representa un 9,1%, para dar una mejor salida en un mercado saturado.

 

Además, el estudio efectuado por este organismo divide los activos en terrenos y bienes inmuebles; así, de los 15.075 terrenos existentes en España, Castilla y León posee el 6,7% del total, una gran parte gestionados por Ceiss, mientras que  el 4,7% de las 55.727 viviendas vacías se encuentran también en Castilla y León.

 

Más en concreto, Sareb ha recibido un total de 197.474 activos y créditos procedentes de las entidades del Grupo 1 (BFA-Bankia, Catalunya Caixa, NCG Banco-Banco Gallego y Banco de Valencia) y Grupo 2 (BMN, Liberbank, Caja3 y CEISS). El valor de transferencia de estos activos es de 50.653 millones de euros.

 

Sareb es una sociedad anónima creada en el marco de la Ley 9/2012 como parte del proceso de reestructuración y saneamiento del sistema financiero español. Tiene como objetivo la administración y enajenación de activos procedentes de las entidades nacionalizadas (BFA-Bankia, Catalunya Caixa, NCG Banco-Banco Gallego y Banco de Valencia) y de las que han recibido ayuda financiera (BMN, Liberbank, Caja3 y Ceiss), según lo previsto en el Real decreto-ley 24/2012 de 31 de agosto, de reestructuración y resolución de entidades de crédito.

 

El capital social de Sareb está aportado por entidades privadas (55%) y por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en una proporción minoritaria (45%). La entidad tiene un plazo de 15 años para cumplir su principal objetivo: culminar el proceso de desinversión buscando la máxima rentabilidad para sus accionistas. La sociedad recibió un volumen de activos de 50.653 millones de euros.

 

ESTRATEGIA DE VENTA

 

Tras casi medio año en funcionamento la Sareb ha marcado las tres vías de su estrategia comercial que le deben permitir, en los próximos 14 años y medios, deshacerse de más de 197.00 activos, entre inmuebles y créditos, adquiridos de las entidades nacionalizadas por valor de más de 50.00 millones de euros.



1. Vivienda para particulares. La comercialización de inmuebles entre familias se ha convertido en el principal motor de la actividad comercial de la Sareb en sus primeros meses, llegando a cerrar la venta de 550 viviendas entre febrero y mayo.



2. Paquetes para inversores. La principal apuesta de la Sareb está puesta en el atractivo que pueda generar entre los inversores la compra de paquetes de activos, inmobiliarios o crediticios, a la carta. Pese a ello, de momento la Sareb solo ha logrado la venta, aún por cerrar, de un paquete de inmuebles de 200 millones, repartidos fundamentalmente entre Andalucía y Valencia, a un grupo de fondos internacionales.



3. Activos singulares. También figura una serie de activos singulares, desde hoteles, centros comerciales y oficinas hasta residencias de lujo, con cuya compra ahora se puede lograr el permiso de residencia si el precio supera los 500.000 euros.