Cedric arregla un mal partido del Betis

El jugador aprovecho un rechace del portero para anotar el definitivo 1-2 y solucionar la tarde al Betis, dándole un balón de oxígeno para un partido de vuelta.

El Betis ha vencido (1-2) al Jablonec gracias a un gol de Cedric en los últimos minutos del partido de ida de los 'play-offs' de clasificación a la Europa League disputado en el Chance Arena de la ciudad checa, un tanto con el que los de Pepe Mel sacaron finalmente un resultado positivo de cara a la vuelta dentro de una semana y que sirvió para salvar una mala imagen de los andaluces.

 

Tuvo que ser Cedric, la sensación del Betis en este comienzo de temporada, el que anotase el gol de la victoria a cuatro minutos del final en un encuentro en el que el Betis mostró una imagen bastante inferior a la que se pudo ver el pasado domingo en el Santiago Bernabéu ante un conjunto, a priori, de inferior nivel donde hizo de la lucha y la fe sus mejores armas para intentar ganar el encuentro.

 

El conjunto local salió sin miedo, tal y como había avisado su técnico Roman Skuhravy en la previa del partido y, mostrando más actitud que calidad, se acercaban a la meta defendida por Guillermo Sara, de los mejores del Betis en el encuentro, intentando buscar el gol. Sin suerte en cuanto a la efectividad por parte del Jablonec, el que sí encontró el gol fue Jorge Molina aprovechando un fallo en la defensa checa para adelantar a los verdiblancos --que hoy vestían de azul celeste-- en el marcador en el minuto 21.

 

Pese al gol inicial del Betis, el Jablonec no bajó los brazos y, en una buena combinación de los locales en la frontal del área, Jan Kopic puso las tablas en el marcador en el 43 con un zurdazo que se coló por el palo derecho de Sara, con lo que mandaba a los de Mel a reflexionar a la caseta sobre cómo intentar doblegar a un conjunto --cuarto en la pasada liga checa y campeón de la Copa de aquel país-- que creía firmemente en sus posibilidades de sacar un buen resultado de este partido de ida.

 

En el segundo tiempo, el Betis no mejoró y el Jablonec le iba comiendo terreno poco a poco al equipo español. Tres avisos --Hubnik en el 46, Vanek en el 59 y una triple ocasión tras un córner en el 66-- fueron la mejor muestra de que los checos iban en serio y de que no daban nada por perdido. Por su parte, Chuli, que sustituyó a Vadillo a falta de 23 minutos para el final, llevó en un par de ocasiones el peligro que no generaba el Betis a la portería checa.

 

A cuatro minutos del final, la intuición del congoleño Cedric le llevó a aprovechar un rechace del portero y anotar el definitivo 1-2 para solucionar la tarde al Betis y darle un balón de oxígeno para un partido de vuelta, que se jugará el jueves que viene en el Benito Villamarín, que tendrá que trabajar y preparar a conciencia ante el correoso equipo checo del Jablonec.