Cecale y Feacyl entienden que los datos certifican el "serio deterioro" del mercado laboral

Santiago Aparicio

Insisten en que la falta de flexibilidad, la creciente presión fiscal y la sequía crediticia lastran la actividad empresarial.

La Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) y la Federación de Autónomos de Castilla y León (Feacyl) destacan que los datos que aporta la Encuesta de Población Activa, con con 262.600 parados y una tasa del 22,71%, casí 4,5 puntos por debajo de la nacional, certifican el "serio deterioro" que sufre el mercado laboral.


Para ambas organizaciones, el origen de esta elevada tasa reside en la falta de flexibilidad del mercado laboral, en el constante crecimiento de la presión fiscal y en el aumento de la aversión al riesgo de las entidades financieras, que impiden que el crédito fluya a las empresas, limitando por tanto la actividad empresarial y productiva y, por ende, contribuyendo a la destrucción de puestos de trabajo.

Cecale y Feacyl, a través de un comunicado, insisten en que si no hay empleo el consumo se reduce y, si no hay crédito, se trunca la capacidad de inversión. Ambas situaciones conllevan a que se estanque el mercado y se vea restringida la actividad empresarial.

Por tanto, en opinión de los empresarios y autónomos de Castilla y León, la creación de empleo productivo debe ser objetivo prioritario tanto del Gobierno central como de la Junta de Castilla y León, y hacia tal objetivo han de dirigirse todas las medidas económicas y sociales que se adopten.

Por ello, consideran que el cumplimento de las medidas de consolidación fiscal no deben impedir adoptar otras que estimulen la actividad económica.

La consecución efectiva de la unidad de mercado, la reducción de las trabas burocráticas y la presión fiscal, el necesario ajuste del sector empresarial público, la dotación de crédito a las empresas, o la profundización en la reforma del mercado laboral son algunas de las acciones que deberían emprenderse de forma efectiva y urgente, para impulsar la necesaria actividad productiva, situación imprescindible para que se cree empleo y su sostenibilidad.