CECALE y FEACYL consideran que la inflación merma la competitividad de empresarios y autónomos

Ambas organizaciones han valorado los datos delIPC del mes de marzo

La nueva estadística del IPC, que señala que los precios subieron en Castilla y León en marzo, tres décimas, una menos que en el conjunto de España, y en términos interanuales que el crecimiento fue del 2,4% al igual que la media nacional, constituye a juicio de CECALE y FEACYL otro indicador de la mala evolución de la economía española en general y la castellano y leonesa en particular.

 

Ambas organizaciones entienden que estos datos, aportados hoy por el Instituto Nacional de Estadística, son negativos para la Comunidad y sirven para subrayar la pérdida de competitividad que sufren las empresas. No cabe duda de que la inflación incide negativamente en el comercio exterior. Esta subida de precios viene motivada, fundamentalmente, por el aumento de los costes de producción, mientras que de forma paralela continúan estrechándose los márgenes empresariales, lo que revertirá a medio y largo plazo en una menor capacidad de inversión y creación de empleo.

 

Así, CECALE y FEACYL consideran urgente, además de reducir la presión fiscal, liberalizar plenamente sectores como el de la energía, así como lograr la unidad de mercado. Ambas organizaciones entienden que es urgente que el Gobierno haga una apuesta decidida por el impulso de la actividad, una actuación tan necesaria como las medidas de ajuste y la reducción del sistema público no productivo.