CD Guijuelo o el 'reencuentro' consigo mismo

(Foto: Cynthia Duarte)

El equipo de Rubén de la Barrera lanzó muchas señales de optimismo en juego y en continuidad de acciones en el partido frente al líder, que no se habían visto hasta ahora. Curiosamente, en su mejor partido de la temporada, perdió. Pero avisa...

... y lo hace con su estilo, quizá 'impropio' y osado para una categoría como Segunda B pero del que se habla en el mundo del fútbol (para bien, claro), y que hasta el partido frente al Racing de Ferrol, apenas había tenido continuidad, o al menos la deseada por parte del cuerpo técnico. Pero, cosas del fútbol, el CD Guijuelo había ganado jugando peor y perdió el día en el que el equipo pareció dar con la tecla.

 

Pero que nadie se lleve a engaño; al final, el fútbol es el que da y quita méritos a un equipo y el CD Guijuelo sabe que así llegará lejos. De hecho, así lo reconoció, entre otros, uno de pesos pesados del vestuario como es el capitán Jonathan Martín en las redes sociales, con un mensaje que define a la perfección lo que ha encontrado este equipo:

 

 

Este mensaje tiene un trasfondo claro y sostiene a la perfección que el partido frente al líder fue un punto de inflexión en juego, que no en resultados. La continuidad en las jugadas, el hecho de someter al líder y hacerle jugar en campo propio son hechos más que significativos de lo que ha logrado el equipo; que eso sí, carece de gol y de pegada, que es donde se materializa el buen hacer de un equipo.

 

No en vano, el presupuesto y la estructura del equipo quizá limitan la incorporación de futbolistas con ese don y que priva al Guijuelo de poder estar aún más arriba. Pero, visto el partido ejecutado por el equipo salmantino frente al líder, las señales de su fútbol se han pintado de color verde.

 

Por tanto, 11 partidos y 33 puntos después, el CD Guijuelo suma 21 puntos, solo 12 goles a favor y 5 en contra, datos que evidencian las carencias y las virtudes de un equipo que, o mucho se tuercen las cosas, o peleará por estar entre los cuatro primeros con un argumento tan sencillo de palabra y a la vez tan complicado en la práctica: jugar bien al fútbol. Pero en este deporte, hay que meterla...