CD Guijuelo: el sueño... le hace ¡LÍDER!

El Guijuelo se desmelena con su victoria frente al Tropezón, al encadenar su quinta victoria seguida y sumar 11 jornadas sin perder, que le han valido para ser LÍDER.

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Wilfred; Peña, Jonathan, Ángel Martínez, Razvan; Moreno, Valero, De la Mota (m. 83 Esteban Griñón), Garban (m. 59 Manu); Carlos Rubén y Pino (m. 71 Ballesteros).

 

CD TROPEZÓN: Iván; Cote, Sergio, Adrián, Luis Alberto; Pablo, Dorronsoro (m. 55 Álex), Nando, Gonzalo (m. 65 Fresno); Rafa y Estrada (m. 55 Perujo).

 

GOLES: 1 – 0 minuto 2, Antonio Pino. 2 – 0 minuto 54, Carlos Rubén.

 

ÁRBITRO: Escudero Martín (colegio castellano – manchego). Amonestó a Peña (m. 11), De la Barrera (m. 32) por parte del Guijuelo y a Gonzalo (m. 2) y Luis Alberto (m. 13) por parte del Tropezón.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 12 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado en El Municipal a CD Guijuelo y CD Tropezón ante 600 espectadores. Los locales, suman y siguen y ya alcanzan 11 partidos sin conocer la derrota.

¡LÍDER! Sí... el CD Guijuelo ha conseguido ese sueño tan buscado después de su clara y contundente victoria frente al CD Tropezón y al empate del Ourense frente al Marino de Luanco que le ha valido para seguir haciendo historia. Los de Rubén de la Barrera dominaron el partido de principio a fin y apenas sufrieron frente a un débil Tropezón que no complicó mucho las cosas a los 'verdes'.

 

El técnico gallego salió con su once de gala e introdujo la única novedad de De la Mota en detrimento del sancionado Chuchi, también con la sorpresa de la incursión de Esteban Griñón en la convocatoria por primera vez en la temporada al estar recuperado de su lesión; sin duda, una gran noticia.

 

El CD Guijuelo comenzó a lo grande con una clara ocasión de Jonathan Martín tras una falta botada por Razvan pero el testarazo del capitán se marchó arriba por muy poco. Los salmantinos ya metían miedo y tenían la pelota para ser fieles a su estilo. A eso nunca se renuncia.

 

Y solo tres minutos después, en el 5, un equipo en estado de gracia convirtió en oro la segunda ocasión que tuvo tras aprovechar Antonio Pino un gran centro de Peña desde la derecha que supuso el 1 – 0 y el delirio en las gradas. Los ‘verdes’ hacían los deberes y ya apabullaban a su rival.

 

El dominio era tal que en el minuto 9 Valero pudo marcar el gol de la jornada tras tocar suavemente el balón en una vaselina que superó a Iván pero se marchó por encima del travesaño en una nueva ‘delicatessen’ del ‘8’ del Guijuelo. Imposible más en menos.

 

El Tropezón no existía en el campo y solo el Guijuelo llevaba la iniciativa, con tímidos acercamiento con balas de fogueo por parte de los cántabros, y lo mejor era sentenciar cuanto antes. La movilidad de los hombres de arriba (Pino, Garban, De la Mota) y las llegadas de Peña y Valero hacían mucha ‘pupa’ al equipo visitante que no podía frenar las acometidas de los salmantinos. Los cántabros se limitaban a esperar y salir con timidez a la contra; y es que se jugaba solo en campo del Tropezón.

 

El Guijuelo solo tuvo un susto en el 29 por un error de Valero en su cesión atrás pero el disparo de Dorronsoro se marchó a la izquierda de Wilfred. Con el paso de los minutos, el Guijuelo no dejó de mandar pero su continuidad en el juego era menor con más imprecisiones y menos intensidad hasta el final de la primera parte.

 

SENTENCIA Y SUPERIORIDAD... LÍDER

 

En la reanudación, el Guijuelo vivió dos ocasiones, una en cada portería, con un remate desviado de Pino y una pelota larga a la contra para el Tropezón que tapó Razvan a la perfección. Había que marcar el segundo… aunque la intensidad bajó y el Tropezón inquietaba más que en la primera mitad.

 

Pero esta sensación solo duró lo que quiso el Guijuelo porque Pino avisó en el 54 y en la siguiente jugada Carlos Rubén no perdonó para hacer el segundo tras un rechace en el área y sentenciar el partido para seguir soñando, con un delirio en las gradas.

 

 

Razvan seguía siendo una auténtica bala por la izquierda (derroche físico) y los hombres de arriba permutaban posiciones pero si algo destacaba era el trabajo del conjunto, del equipo. La grada hacía la ola y el equipo se desmelenaba porque Manu tuvo el tercero nada más salir en el 61.

 

De la Barrera dio una nueva oportunidad a 'matador' Ballesteros que salió en el 71 en sustitución de un Antonio Pino fundido que fue 'veneno' arriba en unos minutos de más dominio del Guijuelo en un monólogo de partido.

 

'Matador' tuvo varias ocasiones para marcar en el 78, el 80 y el 82 pero esta vez la suerte le negó lo que otras veces le ha dado, pero sí ha demostrado que 'el matador' ha vuelto para quedarse. Los minutos finales sirivieron para que la afición disfrutase de su equipo que ya se ha olvidado de lo que es perder. El EQUIPO volvió a poner el 'yo al servicio de nosotros'.

 

Con esta victoria, el Guijuelo no solo suma 11 jornadas sin perder y cinco partidos ganados... le ha valido para cumplir un sueño, el de ser LÍDER del Grupo I de Segunda B y seguir haciendo historia. Lo merecen porque se lo han 'currado' y porque han llegado ahí desde la humildad. Qué dure...

La plantilla celebra el gol de Carlos Rubén (Foto: Chema Díez)
Ver album