CD Guijuelo... algo más que fútbol

(Foto: Chema Díez)

Los jugadores del líder del Grupo I forman una piña fuera del vestuario; su relación va más allá de lo plenamente profesional y eso se nota en el terreno de juego. No solo de fútbol vive el hombre.

El momento dulce que vive el CD Guijuelo no solo tiene su origen en el plano deportivo, en el fútbol, que obviamente prima por encima de todas las cosas. Pero la situación del equipo salmantino tiene mucho que ver con la relación de la plantilla fuera del terreno de juego y lo que significa un vestuario unido, una piña.

 

"No miento si digo que sería muy difícil encontrar un vestuario con la calidad humana de éste; yo, desde luego, no lo he visto y sé que costaría mucho encontrarlo". Ésta reflexión viene a cargo de alguien que convive mucho tiempo con la plantilla; el entrenador gallego del CD Guijuelo, Rubén de la Barrera, hace hincapié en que la plantilla es "una piña" y que pese a tener el fútbol en la cabeza todo el día, "también hay momentos para otras cosas".

 

De hecho, esta situación se observa en cada uno de los entrenos del equipo salmantino. "Los jugadores llegan antes de lo previsto a entrenar y cuando finaliza la sesión no se duchan rápido y se van; existe una convivencia y una relación entre ellos que es fundamental para el buen funcionamiento del equipo. Es algo básico", explica De la Barrera.

 

Por ello, gran parte del éxito de este CD Guijuelo proviene de la relación de los jugadores que organizan encuentros más allá de lo puramente deportivo para hacer grupo, hecho que fomenta el buen devenir de los acontecimientos, en forma de liderato. Pero quien piense que esto es así por la buena racha del equipo, se equivoca.

 

"Al principio, cuando las cosas no iban tan bien y los resultados tardaban en llegar, el grupo actuaba de la misma manera. Lo que ocurre en el campo se extrapola a la perfección a lo que ocurre fuera y viceversa. Eso se ve desde el principio", añade De la Barrera.

 

Tomás, uno de los menos habituales, cuajó un gran encuentro frente al Ourense y es una pieza básica fuera del campo (Foto: Chema Díez)

 

EL PAPEL DE LOS QUE DISFRUTAN DE MENOS OPORTUNIDADES

 

De la Barrera también tiene palabras de elogio para los jugadores menos utilizados pero que forman una parte vital en el equipo en los planos humano y deportivo. "No tengo duda de que los que gozan de menos minutos son importantísimos. El cuerpo técnico sabe que están preparados para jugar al máximo nivel en cualquier partido y eso se nota en la intensidad de cada entrenamiento", dijo.

 

Uno de esos casos es el de Tomás, veterano jugador con muchos años en el fútbol. "Frente al Ourense, Tomás hizo un partido brillante y sabíamos que así iba a ser porque le vemos entrenar todos los días. Pero también vemos su relación con los compañeros fuera del campo y es una pieza básica igual que otros veteranos", destaca.

 

De la Barrera tampoco olvidó a otros jugadores más jóvenes como Diego o Ángel y tuvo palabras para Álvaro Tejedor: "No está teniendo los minutos que quisiera pero su compromiso es total, igual que su actitud en los entrenos. Y fuera del campo se ve aún más", indicó.

 

Dentro del vestuario tampoco faltan las bromas ni el buen ambiente con alguno de los jugadors que toma la voz cantante en este aspecto. ¿Quién será? Apuesten y seguro que terminan acertando... y es que el CD Guijuelo, no es solo fútbol.