CD Guijuelo: de Dr. Jekyll a Mr. Hyde

(Foto: Alba Villar)

El equipo salmantino, que registró números de récord en la primera vuelta, se ha desmoronado en la segunda hasta el punto de quedarse fuera del play off. Depende de sí mismo para jugar Copa del Rey.

El CD Guijuelo está viviendo una temporada a lo Dr. Jekyll a Mr. Hyde, con dos partes bien diferenciadas que llevaron al equipo a la gloria para después hundirse y abandonar de manera definitiva el sueño del play off... el aspecto positivo es que el equipo depende de sí mismo para jugar Copa del Rey siempre que gana ss dos partidos y mantenga una mayor diferencia de goles que la SD Conpostela si ésta gana dus dos partidos. Ahora, el Guijuelo tiene +9 y los gallegos +7.

 

Y es que, ni los números ni el fútbol engañan, y el equipo dirigido por Fernando Estévez se ha venido abajo de una manera dramática en la segunda vuelta sin dar señales de recuperación en ningún momento y sacando los partidos por corazón y coraje pero con muy poco fútbol. Muchas son las causas de este bajón porque un equipo que se mostró serio, contundente y efectivo en los primeros 19 partidos, no puede desaparecer en los 17 siguientes, dando muchas muestras de debilidad en el campo y en el banquillo.

 

PRIMERA VUELTA: DR. JEKYLL: 38 puntos - 19 partidos (10V 8E 1D; 33GF y 20GC)

 

El Guijuelo de los primeros 19 partidos no terminó como líder tras el parón invernal porque hay un equipo llamado Real Oviedo, que es gran candidato a jugar en Segunda la próxima temporada. De hecho, el equipo salmantino cerró 2014 con la mejor puntuación de su historia en esa fecha y la primera vuelta con 38 puntos en 19 jornadas, con una media de dos puntos por partido, gracias a las 10 victorias, los 8 empates y solo una derrota, con 33 goles a favor y 20 en contra.

 

En este periodo, el equipo, con todo a su favor, era inexpugnable tanto en El Municipal como fuera de casa y sacaba los partidos con solvencia, autoridad y fútbol, además de contar con la suerte necesaria para superar momentos complicados. El único equipo que logró derrotarle fue el todopoderoso Real Oviedo.

 

SEGUNDA VUELTA: MR. HYDE: 20 puntos - 17 partidos (6V 2E 9D; 22GF 26GC) 

 

Fernando Estévez, uno de los responsables del Guijuelo Mr. Hyde (Foto: Alba Villar)

 

Pero, negros nubarrones llegaron en una segunda vuelta que empezó con una victoria frente al Zamora pero con unas mlas sensaciones que se iba a corroborar en los cinco partidos siguientes en los que el equipo contó por derrotas todos sus enfrentamientos.

 

3-0 frente al Tropezón, 0-1 frente al Compostela, 2-0 contra el Somozas, 1-5 frente al Oviedo y 1-0 contra el Sporting B metieron al equipo en un agujero del que aún no ha podido salir. El mercado de invierno, los 'cantos de sirena' de otros clubes y la inexperiencia en los momentos clave del entrenador, Fernando Estévez, además de sus decisiones deportivas en contra del equipo llevaron al Guijuelo a tirar por la borda una ventaja ganada con merecimiento en la primera vuelta.

 

No en vano, hubo otros momento clave en los que el Guijuelo no dio la cara y pagó caro. Derrota frente al Valladolid B (3-1) y, especialmente, el fallo en sus duelos directos frente a UD Logroñés (1-1) y Racing de Ferrol (2-1), que le alejaron aún más del play off.

 

Pero el fútbol, aún le dio otra oportunidad al equipo, ya que si hubiese ganado al Lealtad (equipo que lucha por no descender) se hubiese colocado cuarto, por delante de la UD Logroñés. El equipo falló en casa (1-2) y dijo adiós a sus opciones de play off, corroborándolo con la derrota en Langreo (3-2) otro rival de la zona baja.

 

Ahora, el Guijuelo hace frente a dos finales en las que la Copa del Rey esté en juego y lo hace ante dos equipos que se juegan aún cosas en el Grupo I de Segunda B: Real Murcia y Atlético Astorga. El equipo suma ahora 58 puntos y si gana los dos partidos que le restan, sumaría 64, y estaría en Copa del Rey si el Compostela no gana los dos o lo hace por una diferencia de goles menor que el Guijuelo.

 

Pero el CD Guijuelo debe volver a ser Dr. Jekyll... y salir de Mr. Hyde.