CD Guijuelo: con el estilo no se 'juega'...

El Guijuelo, siempre fiel a su estilo (Foto: Chema Díez)

Rubén de la Barrera ha implantado una manera diferente de ver el fútbol y de llevarlo a cabo en el terreno de juego. Se introducen variaciones o se amplían conocimientos, pero el estilo es innegociable.

Ni se negocia, ni se vende y mucho menos se especual con él. Hablamos del estilo del CD Guijuelo, el que ha implantado Rubén de la Barrera en el equipo salmantino, basado en el único objetivo de someter al rival con la pelota como protagonista.

 

"El rival nos puede decir si introducir alguna variación táctica, cambiar hombres para adecuarnos a una manera de juego o intentar acciones nuevas, pero siempre fieles a nuestro estilo, que no vamos a cambiar. Es innegociable", aclara el técnico gallego del CD Guijuelo, Rubén de la Barrera.

 

La clave de esta temporada es hacer daño a través de la pelota, de modo que el rival entre en contacto con ella lo menos posible utilizando variantes tácticas "con el fin de dejar espacios y hacer mucho daño al equipo contrario", añade De la Barrera.

 

LA CLAVE: "SOMETER AL RIVAL"

 

Es el objetivo final del fútbol que practica el CD Guijuelo. "Girarlo en defensa, atacarle, evitar las pérdidas, recuperar pronto la pelota... son todo acciones que buscan el mismo fin y es lo que perseguimos cada día y contra cada rival, independientemente de algunas variaciones de hombres. A veces con otros jugadores pero a veces son los mismos los que deben cumplir otro papel", indica De la Barrera.

 

Precisamente éste fue el caso del partido ante la CyD Leonesa, en el que el CD Guijuelo fue superior en todos los ámbitos y que usó a hombres como Garban y De la Mota para hacer otras funciones arriba: más movilidad, búsqueda de espacios y obligar al rival a defender de otra manera a la que esperaban.

 

Rubén de la Barerra (i) y Álex López, dos de los protagonistas del éxito del Guijuelo (Foto: Chema Díez)

 

Para ello, el cuerpo técnico ensayó toda la semana nuevas opciones y las llevó a cabo en ese partido, como el cambio de posición de Razvan por dentro (en algunas fases del partido) para desviar a su defensor y poder encontrar más espacios por banda, o la necesidad de sacar la pelota bien con Javi Moreno o con Chuchi, que en ocasiones era el que cerraba al equipo (al margen de los centrales) buscando la sorpresa de otros hombres en ataque.

 

Por ello, ya sabe el CD Guijuelo que esta segunda vuelta va a ser más complicada porque los rivales se conocen más y mejor, pero como dijo Rubén de la Barrera: "Es bueno que los rivales vengan a jugar así; eso es que hemos generado respeto".

 

Un respeto que viene de la mano de una temporada ya histórica y de un estilo de juego muy definido, con muchas variantes pero con una premisa que se ha convertido en regla de oro: con el estilo del CD Guijuelo... no se 'juega'.