CCOO y UGT dicen no a la violencia contra las mujeres

Las organizaciones sindicales de la Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras, en este 25 de Noviembre, Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, manifiestan su repulsa contra todo tipo de violencia machista, ya sea ejercida física, psicológica, sexual o económicamente, consecuencia de la desigualdad entre mujeres y hombres por
cuanto supone un grave atentado contra los derechos humanos y los derechos fundamentales

CCOO y UGT condenan cada uno de los asesinatos de las 44 mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de año, 2 de ellas en Castilla y León. Reclaman un mayor y más eficaz compromiso de las administraciones, instituciones y de la sociedad civil en general, para la eliminación de este estigma social, una violencia contra las mujeres que no cesa e incluso se incrementa en parejas jóvenes.

 

La Fiscalía de Menores alerta que aumentan las causas judiciales por razón de violencia de género en adolescentes de entre 15 y 17 años. Las muertes de menores hasta la fecha este año son 5. Asimismo señalan que resultan alarmantes los datos del Observatorio de Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial, que constatan que en 2012 en Castilla y León se produjeron 4.132 denuncias, un 13% menos que el año anterior, y más de 620 (un 15,7%) de ellas fueron retiradas. Esta situación pone de manifiesto que la crisis empeora las condiciones para que las víctimas de violencia machista acudan a la justicia.


UGT y CCOO denuncian que la protección y el apoyo a las víctimas de violencia no está siendo la prioridad de este Gobierno y consideran que los esfuerzos y medidas para eliminar la
violencia de género no pueden supeditarse a las fluctuaciones económicas de un país. Indican que hay que recuperar y aumentar los esfuerzos económicos en inversión de recursos para combatir este grave problema social.


CCOO y UGT, denuncian el impacto de los recortes en los PGE del Gobierno central -el 1,5% para la lucha contra la violencia de género respecto a 2013 y un 22,5% desde 2008. En Castilla y León, desde el año 2010, los presupuestos para la promoción y apoyo a la mujer se han reducido un 42,75%, pasando de 12.227.560€ a 7.000.539€.


Desde UGT y CCOO quieren poner de manifiesto "las reiteradas y sucesivas contradicciones de este Gobierno en materia de violencia de género. Por un lado, la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género tiene que proponer en la política del Gobierno la necesidad de impulsar la educación en los valores de igualdad y respeto a los derechos fundamentales en colaboración con las Administraciones públicas educativas".

 

"Pero por otro lado, en el ámbito educativo se suprime la asignatura de educación para la ciudadanía y se aprueba la regresiva Ley Wert, lo que supone un retroceso en los necesarios cambios de estereotipos sexistas y educación contra la violencia de género, en un momento de alarmante incremento de la violencia contra las mujeres a edades más tempranas".


Disparidad e incongruencia del Gobierno, señalan, que también se pone de manifiesto con la aprobación de la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia de Género 2013-2016, que "recorta y limita los recursos económicos y las vías de atención a las víctimas, haciendo desaparecer las competencias municipales de igualdad, en contra de lo aprobado por el mismo Gobierno en relación a la necesaria colaboración, a través de los instrumentos jurídicos adecuados, con CCAA y corporaciones locales para proporcionar asistencia social integral a las mujeres víctimas de la violencia de género, así como a sus hijas e hijos".


Para CCOO y UGT la independencia económica de las mujeres es un factor clave a la hora de salir del abismo de la violencia. Por ello reclaman el impulso y desarrollo del Programa de acción específico de inserción sociolaboral de las mujeres víctimas de violencia de género, y reclaman un mayor análisis e información estadística, esencial para evaluar la repercusión de las medidas en el ámbito laboral.

 

Consideran esencial el trabajo coordinado de los interlocutores sociales y el Gobierno para mejorar la actuación de las empresas, tanto en la contratación como en la vigilancia y control del respeto a los derechos laborales de las trabajadoras víctimas de violencia de género.


Señalan que también es violencia contra las mujeres decidir sobre su salud sexual y reproductiva. Desde UGT y CCOO, defienden la Ley vigente de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo y manifiestan su rechazo a modificaciones normativas anunciadas por el ministro de Justicia, "que justificadas en hipócritas y pacatas posturas ideológicas puedan suponer una eliminación de los derechos actuales, conseguidos tras varias décadas de reivindicaciones de las asociaciones y organizaciones de mujeres". Apuntan que la ONU ha denunciado recientemente que cada día mueren en torno a 800 mujeres por causas derivadas del embarazo, el parto o abortos practicados en condiciones de riesgo.


CCOO y UGT valoran muy positivamente los esfuerzos y los recursos puestos en marcha a partir de la Ley 1/2004 de medidas de protección integral contra la violencia de género.


En la Comunidad, reiteran la denuncia del incumplimiento de desarrollo reglamentario de la Ley contra la Violencia de Género en Castilla y León. Al mismo tiempo, consideran un retroceso la eliminación de un Plan específico contra la violencia de género en la Comunidad.


CCOO y UGT hacen un llamamiento a la participación en las distintas movilizaciones que las organizaciones de mujeres, sociales y sindicales, convoquen el 25 de noviembre en todas las ciudades del Estado, para manifestar su compromiso en la denuncia y por la erradicación de la violencia contra las mujeres.