CCOO Salamanca denuncia ante la Inspección de Trabajo las deficiencias del nuevo edificio de la Junta

Según el sindicato: "Se está incumpliendo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, poniendo en riesgo tanto a los trabajadores como a los usuarios del edificio".

CCOO ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo por las deficiencias que presenta el nuevo Edificio la Junta de Castilla y León en Salamanca, situado en la Calle Príncipe de Vergara, ya que se está incumpliendo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, poniendo en riesgo tanto a los trabajadores como a los usuarios del edificio.

 

CCOO considera inadmisible que la Junta de Castilla y León esté pidiendo a las empresas que cumplan con la Ley y luego sea la propia Administración la que la está incumpliendo. No habiendo constancia de que siquiera se coordinen en temas de prevención las diferentes empresas existentes en el edificio.

 

A pesar de haber realizado pequeñas mejoras, CCOO considera que aún quedan muchas cosas por hacer según señala en una nota de prensa, y que se podrían haber realizado correctamente desde un principio al tratarse de un edificio de reciente edificación.

 

Entre los aspectos denunciados por CCOO está la falta de un plan de evacuación, de emergencias y de autoprotección, lo que supone que en estos momentos se desconozca la forma en la que, en caso de emergencia, hay que evacuar el edificio, y quienes son los encargados de comprobar que cada área del edificio quede bien desalojada.

 

Faltan planos de situación y evacuación que muestren los lugares donde se encuentran los extintores, bocas de incendio y el camino a seguir en caso de tener que evacuar el edificio.

 

Los constantes ruidos y la falta de insonorización del edificio es otro de los aspectos denunciados ya que, por un lado, el exceso de ruido puede estar afectando a la salud de los trabajadores, y por otro, provoca situaciones en las que no se puede escuchar a los usuarios por el exceso de ruidos que existe en el hall, además de la pérdida de confidencialidad existente en los despachos por la estructura del edificio.

 

CCOO considera también según la nota publicada que la estructura excesivamente pesada de las puertas de entrada al edificio impide que las personas con movilidad reducida puedan acceder fácilmente al edificio sin ayuda, algo que también ocurre en algunos de los aseos para discapacitados al ser, en este caso, puertas muy estrechas.

 

La Junta de Castilla y León tampoco lo pone fácil con aquellas trabajadoras que quieren ser madres o que lo acaban de ser, al carecer de un local de descanso para embarazas y lactantes, dando lugar a que, en ocasiones, las trabajadoras tengan que pedir a compañeros que les permitan usar sus despachos para cuestiones relacionadas con su maternidad.

 

No se ha realizado la evaluación de riesgos psicosociales, ni evaluado los riesgos específicos del trabajo con ordenadores, como apunta CCOO.

 

Otros incumplimientos a los que se refiere la denuncia interpuesta por CCOO se basan en:

 

  • La falta de un local de primeros auxilios obligatorio por Ley.

 

  • La ausencia de vestuario y taquillas para aquellos trabajadores que usan equipos de protección y que necesitan cambiarse y ducharse por las características de su trabajo como son, entre otros, los veterinarios.

 

  • Existencia de un mostrador inadecuado que provoca que los trabajadores tengan que realizar posturas forzadas, dificultando además la atención al usuario.

 

  • La necesidad de anclar armarios y estanterías para evitar que se puedan caer sobre trabajadores y usuarios.

 

  • Los déficits o excesos de luz según los puestos de trabajo generando reflejos y daños en la visión.

 

  • Las corrientes de aire a las que está sometido el personal por la ubicación en las que están.

 

  • Dificultades en algunos pasos que no permiten la circulación de las personas, habiendo cableado por los suelos y mobiliario inadecuado.

 

Con esta denuncia CCOO pretende que la Junta de Castilla y León mejore las instalaciones de su Edificio Principal en Salamanca, y con ello cumpla la normativa vigente ya que algunas de las deficiencias son inadmisibles, mejorando así también la calidad del servicio que se le da a la ciudadanía.