CCOO denuncia la situación de los trabajadores de La Covatilla

Precariedad. Hay empleados de la estación de esquí que no han cobrado las nóminas de junio y julio. Incumplimiento. La concesión de créditos, según ha podido saber TRIBUNA, aún no se ha producido
LUIS IBÁÑEZ

El pasado día 3 de julio el Partido Popular de Béjar emitía un comunicado en el que se daba por hecha una financiación a Gecobesa, mediante créditos por parte de varias entidades bancarias, que ascendía a tres millones de euros. Textualmente se indicaba: “Se ha concedido el tan necesario crédito a Gecobesa, aportado de la siguiente manera: Caja Duero 1,3 millones, Caja Extremadura un millón, Santander 300.000, y Banco Popular 400.000 de euros”. Según ese comunicado, la concesión de los créditos se habría producido gracias a una serie de “reuniones, impulsadas por el procurador en Cortes, Alejo Riñones Rico”. Ecologistas en Acción salió al paso de esa información, el 11 de julio, lamentando “profundamente que algunos grupos políticos de Béjar se enorgullezcan de mediar frente a las cajas y a los bancos para la concesión de un crédito a un proyecto empresarial no rentable y con un expediente abierto en la Comunidad Europea por incumplir las normas ambientales”.

Sin embargo, según ha podido saber TRIBUNA, a día de hoy, la concesión de tales créditos no se habría hecho efectiva por diversas causas. Así las cosas, en la jornada de ayer, desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía del sindicato Comisiones Obreras, y en relación al comunicado realizado el pasado mes anunciando la concesión de los créditos a Gecobesa, aseguran no entender cómo “en un comunicado de prensa de un partido político se haya informado a la opinión pública que dicho crédito ya está concedido cuando la empresa lo niega”, habiendo trabajadores que “no han cobrado aún las nóminas de junio y julio, lo que les ha supuesto graves problemas económicos y personales”. De esta manera, el sindicato manifiesta que se han mantenido reuniones con la empresa, y ésta les “ha informado de la mala situación económica por la que pasa y del tremendo esfuerzo que se está haciendo a todos los niveles para conseguir un crédito que salve esta grave situación que está poniendo en peligro su viabilidad futura y los 22 puestos de trabajo fijos y 80 temporales”.

El comunicado de Comisiones Obreras concluye señalando que “la empresa nos anuncia que se van a tomar medidas como despidos objetivos y modificaciones en las condiciones de trabajo que afectan a la totalidad de la plantilla y que para CCOO son inaceptables”.

Negociación
Ante esto último, el sindicato declara su reserva de “acciones sindicales y jurídicas que creamos oportunas en defensa de los trabajadores” si las conversaciones con el máximo accionista de la empresa, y con los responsables políticos, no fructificaran.