CCOO considera que las unidades de gestión clínica en Valladolid y Zamora han supuesto “un gasto público indebido”

Foto: T.G.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha provocado que el proyecto “salte por los aires”.

La responsable de Sanidad de CCOO en Salamanca, María Ángeles Salinero, y la responsable del área especializada de CCOO en Salamanca, Montserrat Pérez Prieto, han valorado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que anula el modelo de unidades de gestión clínica implantado en Zamora y Valladolid desde 2012.

 

En concreto, estas unidades, de carácter privado, se estaban aplicando en las secciones de salud mental, en Zamora, y de cardiología, en Valladolid. Este modelo se había implantado en 2012, según ha explicado Comisiones Obreras, “Con la intención de generalizarlo en Castilla y León”.

 

La sentencia del TSJ de Castilla y León, firme y sin posibilidad de apelación, hace que el modelo “salte por los aires”, ha asegurado Montserrat Pérez, antes de que llegue a Salamanca, donde diez unidades podrían haberse adscrito al proyecto a partir del próximo mes de junio.

 

Las unidades de gestión clínica suponían la reubicación y la modificación de los turnos de trabajo de varios trabajadores ya que, según ha explicado Comisiones Obreras, buscan reducir costes para repartir beneficios en la unidad, cifrados en 300.000 y 250.000 euros en el caso de Valladolid y Zamora, respectivamente.

 

Además de la devolución de estas “recompensas” y la normalización de los servicios de salud mental y cardiología, el sindicato ha pedido el cese inmediato del Director de la Gerencia Regional de Salud, Eduardo Enrique García.