CCOO asegura que el convenio del metal es "muy digno" y que la reacción de UGT es una "pataleta"

Gonzalo Díez y Raúl Lucas, de CCOO, durante la rueda de prensa (Foto: Alba Villar)

UGT demandó a Confaes y CCOO impugnando el convenio firmado y, tras el juicio, se ha desestimado la demanda.

CCOO ha defendido su papel negociador en la firma del Convenio Colectivo de Siderometalúrgica de Salamanca y provincia en una rueda de prensa en la que han ofrecido los detalles del mismo y han calificado de "pataleta" la reacción de UGT de demandarles, impugnando el convenio. Celebrado el juicio contra CCOO y la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos (Confaes), la sentencia finalmente desestima las pretensiones de UGT y absuelve a los demandados.

 

Raúl Lucas, responsable de Industria en CCOO Salamanca, ha asegurado que el punto conflictivo para UGT era el artículo 39 en el que se habla del plus de formación, donde se recoge "la necesidad de garantizar una formación adecuada y permanente a los trabajadores. En caso de no realizarse, se establece la obligación de los empresarios de abonar a sus trabajadores un plus compensatorio de 25 euros mensuales".

 

El convenio pactado se ha firmado por tres años (hasta 2016) e implica un incremente salarial del 0,75% en 2014, 1,75% en 2015 y un 3,25% en 2016, como añade Lucas.

 

Por su parte, Gonzalo Díez, responsable de Industria en CCOO Castilla y León, ha añadido que no se puede obviar "el contexto económico en el que estamos" para asegurar que éste es "un convenio muy bueno, que se ha salvado de manera muy digna" por lo que "no encontramos explicación a que UGT pida la nulidad" del mismo. De este modo, desde CCOO aseguran que los actos de UGT obedecen "a una pataleta y no son suficientemente meditados ni tienen en cuenta las consecuencias negativas, ya que están perjudicando a los trabajadores".

 

Por otro lado, Díez ha subrayado que el convenio se encuentra "ya en vigor, desde el momento en el que se ha publicado en el BOCyL y estaremos vigilantes para que se cumpla". Del mismo modo, ha asegurado que su reto es que "todos los trabajadores de Castilla y León tengan las mismas condiciones".