CCOO apoya la propuesta de Equo para comprar las Adoratrices

La UNESCO pide que los proyectos de Los Bandos, Las Adoratrices y la Vaguada sean revocados del PGOU

En compensación por los terrenos en los que se llevó a cabo la construcción de El Corte Inglés.

A raíz de la noticia hecha pública ayer, sobre la propuesta de Equo de que se adquiera para uso público, entre otros, el solar de las Adoratrices en compensación por los terrenos en que se llevó a cabo la construcción de El Corte Inglés, CCOO de Salamanca considera que ésta es "una oportunidad inmejorable para solucionar al mismo tiempo varias cuestiones desde hace tiempo pendientes".

 

"En primer lugar, parece que puede ser parte de la solución a los procesos en curso contra las licencias urbanística, ambiental y de apertura del centro comercial y que pudieran traer como consecuencia la clausura y la eventual demolición del edificio, lo que sin duda supondría una catástrofe mayúscula para la empresa; para el ayuntamiento, que no escatimó en esfuerzos y concesiones para su construcción y que seguramente tendría que asumir costes indemnizatorios; y para los cientos de trabajadores que forman parte de la plantilla del centro comercial", dicen en una nota.

 

"Por otro lado, se zanjarían definitivamente las polémicas que en los últimos 14 años han rodeado al posible uso de este espacio y la construcción en el mismo de un edificio de uso cultural desaconsejado por parte de ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) y la propia UNESCO, y que ha supuesto un elemento de tensión y polémica con el organismo internacional encargado de vigilar el cumplimiento de los criterios necesarios para la conservación del título para Salamanca de Ciudad Patrimonio de la Humanidad, lo último que nos podríamos permitir perder".

 

En tercer lugar, "esta operación le supondría a la propia Fundación Caja Duero una inyección económica muy necesaria para la continuación de sus fines en un momento en el que la falta de financiación ha hecho que se vea reducida drásticamente su estructura".

 

La venta de este espacio, que debería contar con la autorización previa del Protectorado de Fundaciones del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, permitiría frenar la destrucción de puestos de trabajo que se vienen llevando a cabo en los últimos años y daría viabilidad a medio plazo a las actividades aún en marcha.

 

"El solar de Las Adoratrices fue donado por la Caja de Ahorros de Salamanca y Soria a la Fundación Caja Duero en el año 2005 con la intención de que en él se construyera su sede social y operativa. El proyecto para dicha sede lo realizó el arquitecto portugués Álvaro Siza y siempre estuvo rodeado de la polémica por el impacto que podría generar en los valores patrimoniales físicos e intangibles del espacio histórico en el que se inscribe y su entorno inmediato, los cuales son protegibles en virtud de la Convención del Patrimonio Mundial. Dicho espacio, con los bienes culturales que lo conforman, se considera uno de los conjuntos monumentales más emblemáticos de la ciudad histórica de Salamanca y ofrece un diálogo visual armónico único entre sus diferentes elementos espaciales, vegetales y arquitectónicos", recuerdan.

 

Sin duda, su "recuperación como jardín y zona de uso público supondría uno de los mejores regalos que nuestro Ayuntamiento podría hacerle a la ciudad. La condición de Alfonso Fernández Mañueco como vicepresidente primero de la Fundación Caja Duero debería servir para facilitar una rápida gestión de este asunto que a todos interesa y al que no soy capaz de encontrar peros", asegura Emilio Pérez, secretario provincial de CCOO.

 

Desde CCOO de Salamanca, apoyamos la inteligente propuesta de Equo y me comprometo a solicitar en los próximos días la convocatoria del Patronato de la Fundación Caja Duero para que se pueda tratar este asunto y tratar de encontrar el consenso y los medios que faciliten el buen fin de esta iniciativa.