CCOO, "a disposición de esta nueva corporación que apunta aires frescos y nuevos modales"

El secretario provincial de CCOO, Emilio Pérez. Foto: Alba Villar

El sindicato salmantino asegura que "el Partido Popular ha pagado el precio de un Gobierno estatal que está dirigiendo este país de una forma dictatorial y aberrante".

Desde la Unión Sindical de CCOO de Salamanca, queremos felicitar a todos los partidos políticos que han obtenido representación en los distintos ayuntamientos de nuestra provincia.

 

Evidentemente queremos que esta felicitación llegue de forma más expresiva a toda la ciudadanía que ha participado en colorear este nuevo contexto político que a partir de hoy se presenta en los distintos gobiernos municipales.

 

Palabras como diálogo, participación, trasparencia, tan llevadas y traídas durante estos días en todos los discursos que hemos escuchado, ahora hay que llevarlas a la práctica y demostrarlas por el interés ciudadano y no por el interés del reparto de los sillones que están ávidos de ser ocupados.

 

Por un lado, el Partido Popular ha pagado el precio de un Gobierno estatal que está dirigiendo este país de una forma dictatorial y aberrante, de espaldas a los ciudadanos, envuelto en escabrosos casos de corrupción injustificables y absolutamente despreciables y en nuestra capital con claros signos de desprecio y soberbia, hacia una parte importante de la sociedad a la que se le han cerrado las puertas a la participación.

 

En cuanto al Partido Socialista, los cambios y regeneración del partido a nivel estatal, no han servido aún para reordenar de forma efectiva y útil el trabajo de una oposición que hasta ahora se ha mostrado blanda, consentidora y poco valiente y en nuestra ciudad posiblemente el valor personal y carácter social de quien encabezaba la lista, ha permitido amortiguar el duro golpe que también podrían haber llegado a sufrir.

 

Los nuevos actores en esta obra que se presenta, comenzando por Ciudadanos, sin un programa definido ni propuestas claras que nos hagan pensar en que conocen la realidad de nuestra capital y provincia, no pactarán con el partido popular para adquirir compromisos concretos, ni con socialistas ni Ganemos y permitirán con su abstención el gobierno de la ciudad  al actual alcalde.

 

Por otro lado, la coalición de partidos de la izquierda, Ganemos, vestida de agrupación electoral, si que dará frescura, tensión, actividad, dinamismo y trasparencia a la nueva etapa que se abre en nuestra ciudad, donde la pluralidad, bien ejercida y libremente puesta a disposición de la ciudadanía, conseguirá un gobierno más cercano a la realidad de la mayoría de las personas, más comprometido con las necesidades reales de nuestras familias y de las personas.

 

Desde CCOO, seguimos apostando por el Diálogo Social con mayúsculas, seguimos reivindicando la participación de las organizaciones sociales en todos aquellos ámbitos donde se comience a hablar, con conocimiento real, de empleo, de derechos sociales, de paliar las necesidades de la sociedad.

 

Si los programas electorales han sido ciertos, si los discursos no han sido vacíos, CCOO mantiene su actitud de ponerse a la disposición de esta nueva corporación que apunta aires frescos y nuevos modales para hacer que la situación realmente comience a tener espíritu de cambio.