CCC Polkowice, ante el reto de ‘sobreponerse’ a su pasado

Jelena Skerovic, base del CCC Polkowice, que sabe bien lo que es jugar en Würzburg y, detrás, Belinda Snell, vital para su equipo

CCC Polkowice repite como rival de Perfumerías Avenida en la fase de grupo de la Euroliga. Un equipo 'retocado' en las posiciones clave respecto al año pasado, con algunas dudas en su juego hasta ahora pero que siempre ha ganado en Würzburg. 

Todo un viejo conocido como el CCC Polkowice vuelve a cruzarse en el camino de Perfumerías Avenida en esta nueva edición de la Euroliga en la que se convertirá en el primer equipo que rinda visita a Würzburg. Un pabellón, el salmantino, al que le tiene tomada la medida puesto que logró la victoria en sus dos viajes anteriores lo que viene a demostrar la entidad de este nuevo adversario.

 

Una entidad que, por supuesto, cuenta con más argumentos para confirmarse como, por ejemplo, el hecho de que el Polkowice fuera uno de los privilegiados que disputó la Final a Ocho de la temporada pasada en Ekaterimburgo. Precisamente competir frente a ese gran listón marcado en la edición de 2013 pasa por ser una de las dificultades con que se va a encontrar el Polkowice en este 2014. Las comparaciones son odiosas, máxime cuando las plantillas de uno y otro año son distintas, pero todos los clubes saben que son inevitables.

 

Este CCC Polkowice de 2014 conserva a muchas jugadoras del año pasado, principalmente las nacionales polacas que completan el quinteto y dan profundidad a su banquillo, pero ha sufrido cambios sensibles en sus puntos de referencia.

 

Bajas como las de Laia Palau, en el puesto de base, y Nneka Ogwumike, en el de pívot, no son fáciles de cubrir. Para ocupar el sitio de la española la primera elegida fue Elisa Aguilar, quien finalmente decidió dar por concluida su carrera. La lituana Ausra Bimbaite fue la siguiente en firmar pero cayó lesionada –se recupera en su país-, y obligó a Polkowice a buscar una tercera alternativa nada desdeñable, la montenegrina Jelena Skerovic.

 

 

Ex de Wisla, de Brno, de Sparta&K o de Praga, va sobrada de experiencia y también de calidad. Su tiro rivaliza con su visión de juego y su capacidad para asistir. Cuatro asistencia de media suma en Polonia y cuatro repartió en el debut en Euroliga. Además se complementa con la otra base del equipo –que sigue respecto al año pasado-, la rusa Valeriya Musina, otra buena tiradora y asistente, y de hecho coinciden en pista durante muchos minutos.

 

La elegida para el hueco que dejaba Ogwumike en el interior fue otra de las grandes trotamundos del baloncesto europeo, la norteamericana Janel McCarville. En su pasado quedarón CSKA, Sparta&K y Beretta Schio y con ella si algo se garantiza Polkowice es dureza, movilidad, constancia y experiencia. Además en momentos de buena forma es de las jugadoras que asegura el tiro. Ya en su debut de la semana pasada fue su máxima anotadora, con 14 puntos.

 

 

No es de una tremenda envergadura, 1,88 metros, pero para eso ya están las dos 'center' locales, Magdalena Leiejewska, 1.90, y Agnieszka Majewska, 1,95 metros, cuya importancia va siendo cada vez mayor en las filas del Polkowice garantizando ambos una media de ocho puntos por encuentro.

 

Pero si hay una jugadora fundamental en las fillas del CCC Polkowice esa es la alero australiana Belinda Snell. Jugadora de grato recuerdo en Würzburg puesto que militó en las filas del Perfumerías Avenida que se proclamó campeón de Europa, Snell suma su segunda temporada en Polonia y ya el año pasado se convirtió en la referencia, el termómetro de la escuadra naranja. Más allá de su capacidad de jugar para el equipo, un buen partido ofensivo de Snell otorga muchas opciones de triunfo, un mal día de la australiana -como el que tuvo hace una semana ante Vilnius con un 2 de ocho en sus tiros-, puede ser definitivo.

 

 

Por fuera también habrá que estar atentos a las evoluciones de otra jugadora internacional polaca, Magdalena Skorek, con mucho más protagonismo esta temporada que la pasada y que en la primera jornada de la Euroliga se convirtió en la mejor valorada de su equipo

 

En ese partido ante Vilnius llegó para Polkowice una primera derrota inesperada, 66-68, que le hace llegar a Würzburg mucho más obligado. También da pistas de que puede ser un adversario no tan 'hecho' como la temporada pasada, algo que también se puede confirmar si se mira hacia la Liga de su país donde ha sumado ya dos derrotas en nueve encuentros disputados. La primera, inesperada en su feudo ante Basket Row, 47-56, y la segunda, el pasado fin de semana, de las que escuecen ante su gran rival, el Wisla Can Pack, 70-53.