CC.OO. pide que el Plan de Correos incluya financiación para mantener el servicio universal en el medio rural de CyL

Gonzalo Franco y Manuela Ferrer
Cifra en 500 millones la deuda del Estado con la compañía y pide a Competencia que investigue el "dumping" de la mensajería privada


VALLADOLID, 8 (EUROPA PRESS)

Comisiones Obreras (CC.OO) ha pedido este viernes que el Plan Estratégico propuesto por la Dirección de Correos incluya financiación para mantener el servicio universal postal en el medio rural de Castilla y León, ya que, de lo contrario, "no se podrá prestar".

Así lo ha asegurado el secretario del sector postal del sindicato en la Comunidad, Gonzalo Franco, quien ha valorado la adopción del plan para evitar "la inercia actual", donde la empresa acusa la caída de negocio por el avance de las nuevas tecnologías, "acelerado por la crisis económica".

También ha ensalzado alguna de las líneas generales de este Plan para encontrar "nuevos nichos de mercado", como "la paquetería, la comunicación electrónica o la internacionalización" de la firma.

Sin embargo, ha advertido de que en el mismo "no se puede descuidar la financiación" de servicios deficitarios como la entrega en el medio rural, ya que, "aunque no sea rentable económicamente, presta un derecho recogido en la ley".

Por ello, ha propuesto que la Administración central firme un contrato con Correos por el que se sufrague este servicio, cuyo importe ha estimado en 243 millones de euros anuales, ya que hasta el momento, "era la propia empresa" la que asumía este coste, por lo que ha cifrado en 500 millones la deuda que el Estado tendría con Correos.

En este sentido, ha explicado que "sólo el 20 por ciento de la actividad de Correos ofrece beneficios", aunque "hasta 2011 era suficiente para financiar el déficit del 80 por ciento restante", circunstancia que ha cambiado en 2012, cuando se ha registrado un déficit que "podría ser importante", aunque Franco no lo ha concretado.

Es precisamente esta situación, la que ha generado que la prestación de este servicio "haya empeorado" en "muchos municipios" de Castilla y León, a lo que ha sumado la disminución de la plantilla, "cerca de un 10 por ciento" desde 2008.

RECORTE "NO TRAUMÁTICO"

Franco ha concedido que dicho recorte "no ha sido traumático", pues "se ha basado en no sustituir a los jubilados" y en "trasladar trabajadores con categoría de funcionarios a otros departamentos de la Administración".

Frente al servicio que prestan las empresas de mensajería privadas, Franco ha advertido de que "sólo operan en aquellas zonas donde el negocio es rentable, fundamentalmente en las ciudades", por lo que ha defendido el papel "social" de Correos y ha criticado la competencia desleal o 'dumping' que, a su juicio, realizan éstas, pues "pagan salarios inferiores".

Por ello, ha pedido a la Comisión Nacional de la Competencia que "investigue estas prácticas".

En cuanto a la posibilidad de que las empresas privadas se quedaran con esa franja de negocio más rentable y a cambio financiaran con un canon la prestación del resto del servicio por parte de Correos, Franco ha reconocido que la ley "preveía algo así", pero ha tildado esa aportación de "ridícula".

Gonzalo Franco ha realizado estas declaraciones acompañado de su homóloga en Valladolid, Manuela Ferrer, con quien ha recordado que, de los 56.000 empleados que tiene Correos, 3.100 se encuentran en Castilla y León y 800 en la citada provincia.

El Plan Estratégico de Correos, presentado a nivel nacional el pasado mes de diciembre, se ha dado a conocer este viernes en Santiago de Compostela, capital de la denominada Zona 1, a la que pertenecen Galicia, Asturias y Castilla y León.