Cavendish se lleva su cuarta etapa con cierta polémica con Kittel

Cavendish

El ciclista inglés Mark Cavendish (Dimension Data) logró su cuarta victoria parcial de este año y la trigésima de su carrera en la gran vuelta francesa, cerrando un poco más el cerco sobre Eddy Merckx, que posee el récord de victorias en la 'Grand Boucle' con 34.

En la llegada, Cavendish fue el más fuerte y superó con solvencia a Alexander Kristoff (Katusha) y Peter Sagan (Tinkoff), a pesar de las quejas de Marcel Kittel (Etixx-Quick Step), al que pudo cortar la trayectoria.

Tras las deliberaciones de los jueces de carrera, el dominador de las 'volatas' de este Tour no sufrió ninguna penalización y se adjudicó su cuarta etapa en esta edición. Sin embargo, la tercera posición de Sagan le permite mantener una cómoda ventaja de 62 puntos en el maillot verde sobre el de la Isla de Man.

En una jornada marcada por el viento de cara y el desánimo y la poca combatividad de los corredores, la previsible llegada al sprint se convirtió en un desenlace buscado por todos. El bajo ritmo en las dos primeras horas de carrera la retrasó media hora con respecto al horario previsto.

Únicamente cuatro ciclistas intentaron agitar el pelotón, aunque en ningún momento fueron un riesgo para los velocistas. Cesare Benedetti y Alex Howes acompañaron a Jeremy Roy y Martin Elmiger en una escapada en la que los dos últimos fueron los que más camino hicieron, antes de ser engullidos por el grupo.

Entre los favoritos, la etapa fue tranquila y no hubo diferencias, ni ataques entre ellos. De esta forma, Chris Froome (Sky) mantiene su liderato y la distancia de 1:47 con respecto a Bauke Mollema (Trek) y de casi tres minutos sobre Adam Yates (Orica) y Nairo Quintana (Movistar).

Esta jornada de relax entre los gallos contrasta con las anteriores y sirve como descanso activo de cara a la etapa de este domingo en la que subirán el famoso Grand Colombier, puerto de categoría especial, acompañado de otras cinco ascensiones, una de primera categoría a poca distancia de la meta, en una ruta de 160 kilómetros con salida en Bourg-en-Bresse y final en Culoz.