Catorce detenidos en la última protesta estudiantil en Valencia

La protesta se inició de forma pacífica cuando los estudiantes han cortado el tráfico al grito de 'Los ladrones a prisión y el dinero a educación'
La Policía Nacional ha elevado a 14 --cuatro de ellos menores-- la cifra de detenidos en la última protesta estudiantil que se ha iniciado en las puertas del Instituto de Educación de Secundaria Lluís Vives de Valencia. Estos 14 detenidos se suman a los 17 de la semana pasada, con lo que la cifra total de arrestados hasta la fecha asciende a 31.

Así lo ha indicado en una rueda de prensa el jefe superior de Policía de Valencia, Antonio Moreno, en la que ha matizado que estos datos son todavía provisionales puesto que todavía están recabando información.

De esta forma, por el momento, Moreno ha indicado que hay 14 personas detenidas, una de ellas herida leve con lesiones en la pierna y con contusiones en la cabeza. Asimismo, ha indicado que también ha habido "más" lesionados, entre ellos, una mujer de 52 años a la que le ha caído una botella en la cabeza; así como cinco agentes de Policía, quienes presentan diversas contusiones.

En esta nueva protesta, de este lunes, han participado unos 300 estudiantes, y en su transcurso se han vivido nuevos incidentes con la Policía después de que los jóvenes hayan cortado el tráfico en la calle Xàtiva y hayan iniciado una marcha hasta la Plaza de San Agustín, en la que algunos efectivos han llegado a golpear con las porras a las personas que protestaban con los gritos de 'Si que son valents que peguen als xiquets' (Si que son valientes que pegan a los niños) o 'Estos son los héroes de España', entre otras frases.

La protesta se ha iniciado de forma pacífica a las 14.45 horas cuando los estudiantes han cortado el tráfico al grito de 'Els lladres a presó i els diners a educació' ('Los ladrones a prisión y el dinero a educación'). Según los organizadores del acto, la intención era llevar a cabo una marcha "totalmente pacífica" que se limitara a cortar el tráfico durante media hora con desplazamiento hacia San Agustín.

Sin embargo, en este punto, la Policía había establecido un cordón policial que les impedía el paso, aunque los estudiantes se lo han saltado por los laterales. En ese momento, se han producido las primeras tensiones, entre los agentes que formaban parte del cordón y los estudiantes que lo han sobrepasado, con empujones y tirones de ropa.