Cataratas: mitos y realidades

Cataratas

Las cataratas son un resultado natural del envejecimiento. A medida que envejecen las lentes de los ojos, que se sitúan detrás de la pupila, sus células mueren y se acumulan, lo que hace que los ojos tomen una tonalidad amarillenta y como con nubes. El resultado es visión borrosa e imágenes confusas.

Las lesiones en los ojos, ciertos medicamentos y enfermedades como la diabetes son también conocidas por causar cataratas. En las fases iniciales, una luz más fuerte y las gafas podrían disminuir los problemas de visión causados por las cataratas. Pero hasta cierto punto, la cirugía de cataratas, una de las operación más comunes, podría ser necesaria para mejorar la visión.

 

5 MITOS DE LAS CATARATAS

 

Las cataratas afectan a millones de personas en todo el mundo y aunque son una de las principales causas de pérdida de visión en el mundo, aún persisten mitos sobre su causa y tratamiento de las cataratas. Pero hay que tener cuidades con algunos mitos que rodean esta afección.

 

1. gotas oculares que pueden prevenir o disolver las cataratas.    

 

No existe tales gotas que hayan sido autorizadas por las instituciones competentes para curar o retrasar las cataratas. Algunos productos dicen que pueden prevenir las cataratas pero la formación de cataratas es un paso natural del proceso de envejecimiento de los ojos. Otros productos dicen que pueden 'disolver' las cataratas pero las cataratas no son una 'sustancia', no hay nada que unas gotas puedan disolver.

 

2. las tareas que requieren emplear la vista de cerca como leer o coser empeoran las cataratas    

 

Las cataratas no están causadas por cómo las personas utilicen sus ojos. Sin embargo, las cataratas podrían hacerse más evidentes durante el trabajo que requiere de visión de cerca. Un signo de una catarata es la necesidad de más luz para hacer las mismas actividades bien.

 

3. las cataratas son reversibles    

 

Las lentes se vuelven turbias con la edad. Este proceso es inevitable. Sin embargo, su progreso puede ser ralentizado dejando de fumar, siguiendo una dieta equilibrada y utilizando gafas de sol con una protección del 100% de los rayos ultravioleta A y B.

 

4. la cirugía de cataratas es peligrosa y su recuperación dura meses    

 

La cirugía de cataratas es una de las más seguras y de los procedimientos quirúrgicos más perfeccionados en Medicina, con un 95% de tasa de éxito. Por supuesto, como con toda cirugía, existen riesgos y deberían ser discutidos con un médico antes del procedimiento.

 

Los pacientes deben evitar inclinarse hacia delante o levantar objetos pesados durante tres semanas después del procedimiento así como cualquier gesto de frotarse o presionarse los ojos. Las actividades normales podrían volver a retomarse el día siguiente a la operación, cuando el parche del ojo se elimine. Los pacientes de cataratas a menudo notan la mejoría en la visión de forma inmediata tras la cirugía y otros notan una mejoría más gradual durante unos pocos meses después.

 

5. las cataratas se reproducen    

 

Las cataratas se desarrollan a medida que las células de las lentes mueren y se acumulan, no existe una 'reproducción' que se asiente sobre el ojo. De forma ocasional, sin embargo, los pacientes desarrollan una catarata secundaria. Cuando la membrana que sujeta el implante de las nuevas lentes se vuelve borroso, la visión puede verse comprometida. Pero esto podría ser fácilmente evitado con cirugía láser, un procedimiento indoloro que dura 15 minutoos y por lo general se realiza en la consulta del médico.