Castilla y León sella su defensa del ibérico y critica la decisión de Cañete de modificar la Norma de Calidad

La consejera, Silvia Clemente, le ha enviado una carta a Arias Cañete para pedirle una rectificación

La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, ha trasladado por carta al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, su posición contraria a la modificación de la Norma de Calidad de Cerdo Ibérico porque no contempla los intereses de la Comunidad.

De este modo, el consejero de la Presidencia ha explicado que Castilla y León representa el 80 por ciento de la producción nacional de ibéricos, mientras que el 15 por ciento corresponde a Andalucía y Extremadura y, sin embargo, con las exigencias de la normativa planteada por Arias Cañete, la Comunidad "quedaría fuera".

La propuesta del ministerio ahonda en el factor racial con lo que el ministerio pretende subir al 75 por ciento como mínimo este factor, lo que se refiere a que entraría en la norma el producto conseguido del cruce de una hembra ibérica pura con un macho cruzado mitad duroc mitad ibérico puro, con lo que no se permitiría la entrada de la práctica realizada por la mayoría de los productores de la Comunidad que es cruzar hembra ibérica con duroc puro.

"Desde Castilla y León hemos mostrado nuestra oposición de acuerdo con todo el sector del cerdo ibérico, tenemos una posición de Comunidad, contamos con el apoyo de todo el sector", ha explicado, con lo que ha pedido al Gobierno que atienda a las consideraciones de Castilla y León.