Castilla y León, segunda Comunidad en la que más cayó el paro (-5,21%)

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León descendió en 11.455 personas en abril. La cifra de desempleados en la Comunidad bajó hasta los 208.462 .

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León descendió en 11.455 personas en abril, con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad bajó hasta los 208.462 (95.305 hombres y 113.157 mujeres), según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social recogidos por Europa Press.

  

En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en el mes de abril registró un descenso del 5,21 por ciento respecto a marzo, mientras que en el resto de España el paro cayó un 2,67 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país bajó en 118.923, hasta situarse en un total de 4.333.016 millones.

  

Se trata del segundo mayor descenso del desempleo a nivel nacional, sólo superado por Baleares (-11,10 por ciento), si bien el paro cayó en todas las comunidades y sólo aumentó en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

  

En comparación con abril de 2014, el paro registrado en Castilla y León bajó un 10,96 por ciento (25.671 desempleados menos), mientras que en España cayó un 7,50 por ciento, el equivalente a 351.285 parados menos. En este caso, Castilla y León registró el tercer mejor dato en la evolución a la baja del paro en términos interanuales, tras Cantabria (-13,91) y Baleares (-11,92).

  

El paro bajó en el mes de abril respecto a marzo en todas las provincias con especial incidencia en Segovia (-7,44 por ciento, 878 parados menos), seguida de Soria (-6,85 por ciento, 409 parados menos) y de Palencia (-5,60 por ciento y 768 desempleados menos).

  

Además, el desempleo cayó en Burgos (-5,48 por ciento, 1.644 parados menos); Ávila (-5,33 por ciento, 907 parados menos); Salamanca (-5,16 por ciento y 1.717  parados menos en las listas del desempleo); León (-5,09 por ciento, 2.227 desempleados menos); Zamora (-4,98 por ciento y 887 personas menos en las listas del paro) y Valladolid (-4,34 por ciento y 2.018 personas sin trabajo menos).

  

En comparación con abril de 2014, el paro también bajó en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en Palencia (-15,05 por ciento, 2.295 parados menos); Soria (-13,88 por ciento, 896 parados menos); Valladolid (-12,30 por ciento, 6.244 desempleados menos); Segovia (-11,89 por ciento, -1.473 parados); Ávila (-10,41 por ciento, 1.872 parados menos); Salamanca (-10,18 por ciento, -3.579 parados) y Burgos (-10,14 por ciento, 3.201 parados menos).

  

El desempleo también cayó en términos interanuales en las provincias de León (-9,81 por ciento, 4.515 personas menos en las listas del desempleo) y Zamora (-8,61 por ciento, 1.596 parados menos).

  

Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (208.462) se reparte del siguiente modo: Ávila, 16.116; Burgos, 28.367; León, 41.525; Palencia, 12.950; Salamanca, 31.569; Segovia, 10.920; Soria, 5.561; Valladolid, 44.519, y Zamora, 16.935.

 

POR SECTORES Y SEXOS

  

Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en abril cayó en todos con especial atención en servicios (-6.935), construcción (-2.218), industria (-990), agricultura (-944) y colectivo de sin empleo anterior (-368).

  

En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 20.379 son extranjeros) se distribuye por sectores del siguiente modo: 128.954 en el sector servicios; 23.858 en construcción; 22.294 en el colectivo de sin empleo anterior; 20.145 en industria y 13.484 en agricultura.

  

En cuanto a la situación por sexos, el paro en Castilla y León se reparte entre 113.157 mujeres y 95.305 hombres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 10.691 frente a 9.422.

 

EVOLUCIÓN DE LA CONTRATACIÓN

  

Mientras tanto, la contratación subió en Castilla y León en el mes de abril, cuando se firmaron 63.372 contratos, un 5,72 por ciento más que en el mes anterior (3.429 en términos absolutos), frente a un descenso del 0,10 por ciento en el resto del país. Se trata del sexto mejor dato del país.

  

La contratación subió en siete provincias y cayó en Soria (-2,41 por ciento y 65 contratos menos) y Valladolid (-0,36 por ciento, 52 contratos menos). El mayor aumento de la contratación se produjo en  Segovia (16,38 por ciento y 717 contratos más), seguida de Ávila (12,50 por ciento y 447 contratos más), Salamanca (10,93 por ciento, 816 nuevos contratos), Zamora (9,71 por ciento, 356 contratos más) y León (6,83 por ciento, 632 contrataciones).

  

Además, la contratación subió en Palencia (4,77 por ciento, 262 contratos más) y Burgos (3,47 por ciento, 316 nuevos contratos).

  

En comparación con abril de 2014 la contratación aumentó también en todas las provincias liderado por Segovia (34,90 por ciento, 1.318 contratos), seguida de Palencia (34,09 por ciento, 1.463 contratos), Zamora (26,49 por ciento, 842 contratos), Salamanca (25,71 por ciento, 1.694 contratos), Ávila (25,55 por ciento y 819 nuevos contratos), Soria (19,72 por ciento, 434 contratos) y León (17,03 por ciento, 1.439 contratos).

 

También subió la contratación en Valladolid (15,80 por ciento, 1.943 nuevos contratos) y en Burgos (10,83 por ciento y 922 contratos nuevos).

  

Finalmente, la contratación indefinida cayó en el último mes con respecto a marzo en Castilla y León un 25,07 ciento (1.519 contratos menos) hasta alcanzar la cifra de 4.539 contratos indefinidos. En España la contratación indefinida con respecto al mes anterior bajó un 14,44 por ciento.

  

Por provincias, la contratación indefinida cayó especialmente en  Zamora (-33,86), Burgos (-33,24) y Palencia (-29,83). Le siguen León (-27,06), Segovia (-24,67), Salamanca (-22,51), Valladolid (-19,46), Soria (-15,73) y Ávila (-13,65).

  

En términos anuales, el número de contratos indefinidos realizados en Castilla y León bajó un 4,04 por ciento (191 contratos indefinidos menos). En España la contratación indefinida con respecto al año anterior creció un 0,68 por ciento.

  

En este caso, la contratación indefinida cayó en seis provincias y subió en Valladolid (7,96), Soria (6,09) y Segovia (4,95). Los mayores descensos se produjeron en Zamora (-22,99 por ciento) y Palencia (-13,29), seguidas de León (-12,49), Salamanca (-8,00), Burgos (-3,79) y Ávila (-2,09).