Castilla y León reclama más apoyos concretos y efectivos para el agricultor joven

La incorporación de los jóvenes es "un asunto muy relevante que determina el futuro del sector agrario"
La consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, ha reclamado este martes en Bruselas que la reforma de la Política Agraria Común (PAC) incluya medidas de apoyo concretas y efectivas para favorecer la incorporación de los jóvenes agricultores al sector.

La incorporación de los jóvenes es "un asunto muy relevante que determina el futuro del sector agrario" y la Comisión Europea se ha comprometido a apoyar su incorporación al campo, según ha destacado la consejera en declaraciones a la prensa en Bruselas, para después confiar en que tal compromiso "se concrete y realmente sean efectivas (las ayudas".

Clemente ha viajado a la capital europea junto al resto de consejeros de agricultura de las Comunidades Autónomas y al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, con el objetivo de intensificar los contactos con los servicios del comisario del ramo, Dacian Ciolos, y con eurodiputados, y de trasladarles las prioridades y preocupaciones del sector en España.

La representante de Castilla y León ha valorado la oportunidad de conocer "de cerca la última hora" de lo que piensa el Ejecutivo comunitario de las negociaciones en curso sobre la reforma, en especial en lo que se refiere a los presupuestos.

Bruselas ha recordado a los consejeros autonómicos y al ministro Arias Cañete que el gasto agrícola para 2014-2020 estará condicionado por el marco presupuestario para el mismo periodos que los Veintisiete deben pactar para el conjunto de la UE, un acuerdo que se espera para el próximo mes de noviembre en una cumbre de líderes europeos.

"LÍNEA ROJA"
Clemente ha celebrado que Bruselas considere como "línea roja" la ficha financiera de la agricultura y que defienda que los recortes o ajustes que puedan producirse en los presupuesto generales de la UE no repercutan en el gasto agrícola, porque la cantidad que propone el Ejecutivo comunitario es "ni más ni menos" lo que se necesita.

La consejera, además, ha asegurado que los representantes del comisario Ciolos han mostrado una "posición muy permeable a nuestros planteamientos" y que hay "mucha receptividad" a las propuestas del sector español.

Sobre el llamado 'reverdecimiento' de las ayudas, con el que Bruselas quiere condicionar hasta un 30 por ciento de los apoyos a prácticas medioambientales, Clemente ha destacado que es el asunto por el que más enmiendas se han presentado para pedir que tenga "flexibilidad" y sea "un concepto abierto".

Por todo ello ha mostrado un "optimismo moderado" y ha augurado un proceso de negociación "muy largo" por delante.