Castilla y León, "pionera en pararle los pies en materia de becas a Wert y al PP"

La iniciativa de modificar el programa de becas ha sido una de las propuestas aprobadas en el reciente debate de Política General de Castilla y León, donde el PSOE propuso cerca de 30, muchas de las cuales fueron rechazadas.

Fernando Pablos y Ana Mª Muñoz de la Peña, procuradores del PSOE por Salamanca, han dado a conocer hoy, día 27 de junio, su valoración sobre la evolución del debate de Política General de Castilla y León, así como las 30 propuestas de resolución que han presentado, y que han sido censuradas la mayoría de ellas por el PP.

 

Algunas de esas iniciativas tenían que ver con la eliminación del aforamiento de los procuradores, con el hecho de hacer primarias abiertas para elegir al presidente de la Junta, o con el desbloqueo de las juntas electorales. Otras estaban relacionadas con la sanidad (evitar el cierre de camas, abogar por su universalidad, eliminar el copago...), la educación, el empleo, la vivienda, la cultura o el deporte.

 

De las 30 presentadas por el grupo socialista cuatro han sido vetadas y una ha salido adelante. Respecto a las 29 presentadas por el grupo mixto, una ha sido vetada y dos han salido adelante. Así, las aprobadas son la petición respecto al IVA cultural; la propuesta para garantizar estudios de grado y de postgrado en todos los campus universitarios, lo que afecta a Béjar, Ávila y Zamora; y la modificación del programa de becas.

 

Con esta última, "todos los estudiantes de Castilla y León van a tener derecho a beca", siempre y cuando tengan una media de cinco o más en selectividad. Además, el porcentaje de asignaturas que hay que aprobar para aspirar a la misma se ha determinado en función de la dificultad de cada carrera universitaria. Para ello, se incrementará el presupuesto, aunque su cuantía aún se desconoce. De esta forma, la comunidad es "pionera en pararle los pies en materias de becas a Wert y al PP".

 

Por otro lado, Fernando Pablos ha querido destacar el que no se haya aceptado la propuesta que instaba a la Junta a cumplir con los compromisos establecidos con el Centro de Investigación del Cáncer, al que se le prometió dar un millón de euros. Y es que en 2011 recibió el 50% de lo estimado, en 2012, el 25%, pero "el resto se ha perdido".