Castilla y León pagará 1,26 millones de euros al día por unos gastos de intereses que alcanzan los 463.6 millones

Juan Vicente Herrera presenta los Presupuestos de la Comunidad para 2014

La comunidad autónoma de Castilla y León pagará un total de 1,26 millones de euros al día para el pago del gasto de intereses que en 2014 alcanzarán los 463,6 millones de euros, un 7,47 por ciento más que en 2013, lo que representa un 4,66 por ciento del presupuesto.

Así lo ha reconocido el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, con motivo de la presentación del Proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2014, los terceros de la presente legislatura, que vuelven a recurrir al endeudamiento para sufragar los gastos y necesidades de la Región, volcada en las prestaciones más sociales, en palabras del propio Herrera.

 

Según ha admitido el jefe del Ejecutivo regional, los intereses de la deuda absorben el 5,6 por ciento de los recursos autónomos de los que el 96 por ciento corresponden a la sección de la deuda pública (444 millones, un 5,93 por ciento más que en 2013) mientras que el resto deriva de los préstamos reintegrables otorgados a las empresas, que en 2014 alcanzarán los 242 millones de euros, con un 5,95 por ciento menos.

 

Herrera ha admitido el crecimiento año a año de un recurso que debería haber sido excepcional pero que se ha convertido ya en "casi normal" y ha aclarado que, aunque "significativo", todavía es "relativamente modesto" ante el incremento del volumen de la deuda que se ha producido a lo largo de este ejercicio en España, a lo que ha sumado algunas circunstancias favorables para esta práctica, como la mayor estabilidad de los mercados y la recuperación de la confianza en España que se ha traducido, a su vez, en una relajación de la prima de riesgo.

 

El presidente de la Junta ha apelado en todo momento a la buena gestión que hace la comunidad de Castilla y León de su deuda, con ahorros de hasta 17 millones en las partidas destinadas al pago de intereses.

 

Juan Vicente Herrera no ha ocultado su "preocupación" por el obligado uso reiterado del endeudamiento, una práctica que ni le tranquiliza ni le satisface, ha admitido, si bien ha insistido en que en unos momentos de caída de ingresos por la crisis y por las carencias del modelo de financiación autonómica es necesario incurrir en un mayor endeudamiento que ayude a "salir del agujero".

 

Dicho esto, ha recordado también que los sucesivos objetivos de cumplimiento del déficit (1 por ciento del PIB en 2014, 0,7 por ciento en 2015 y 0,1 por ciento en 2016) limitarán también el recurso a un mayor endeudamiento, cuya minoración ha unido a la probable recuperación de la economía para la que ha pedido algo de "confianza".

 

Su objetivo para esa futura situación que dibuja un escenario de más recursos ordinarios pasará por empezar a amortizar deuda neta, una vez que el proyecto de Presupuestos de la Junta para 2014 contemple un crecimiento del 122,81 por ciento (530 millones de euros) en concepto de reposición de las amortizaciones de deuda.

 

"Es evidente que hay que combatirlo", ha admitido Herrera, quien, tras apelar al necesario cumplimiento de los objetivos del déficit y de la deuda (16,4 por ciento del PIB en 2014), ha deseado que la actividad económica permita un escenario de minoración del endeudamiento donde ha hecho un llamamiento a su vez para no caer en errores del pasado de "ciudades alegres y confiadas".

Noticias relacionadas