Castilla y León ofrece ayudas de 400 euros para asegurar el acceso a internet vía satélite

Castilla y León es la segunda comunidad con menor cobertura de acceso a Internet

Hasta finales de octubre, todo aquel que desee contratar servicios de banda ancha podrá contar con la ayuda de la Junta de Castilla y León. 

Se ha publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León un extracto por el que se convocan subvenciones para mejorar el servicio universal de acceso a Internet de banda ancha vía satélite en Castilla y León. 

 

Los beneficiarios será aquellos mayores de edad con nacionalidad española o de alguno de los Estados miembros de la UE que contraten con un proveedor de servicios de acceso a Internet de banda ancha vía satélite que disponga del correspondiente Boletín de Instalación de Telecomunicaciones. El plazo de presentación de solicitudes finalizará el 31 de octubre de 2016.

 

Con esta ayuda se pretende mejorar el servicio universal de acceso a Internet de banda ancha vía satélite en las zonas de Castilla y León, en las que la prestación de este servicio no resulta viable económicamente con otras tecnologías. Se consideran servicios de acceso a Internet de banda ancha vía satélite aquellos servicios bidireccionales que permitan una velocidad de transferencia de datos de, como mínimo, 6 Mbps en sentido de la red al usuario. 

 

La cuantía de la subvención a conceder para cada contratación alcanzará el 100% de la cantidad justificada, con el límite de 400 euros, en tanto se disponga de crédito suficiente.

 

La convocatoria supone una continuación de las acciones que se vienen realizando, en este sentido, desde la Dirección General de Telecomunicaciones, y con ella se da cumplimiento al compromiso de la Junta de Castilla y León de impulsar la mejora del servicio universal de acceso a Internet de banda ancha, con la mejor tecnología disponible en cada lugar de la geografía de Castilla y León.

 

Con esta tecnología, que ha evolucionado notablemente en los últimos años, se puede disponer en la actualidad de servicios con una velocidad de descarga de 22 Mbps, con precios razonables que varían en función de los volúmenes de descarga que se contraten. Se trata de servicios que, dada la práctica universalidad de su cobertura, pueden ser contratados en cualquier lugar y, en consecuencia, son muy indicados en zonas en las que las redes de los operadores no alcancen a tener una cobertura adecuada, o esta es inexistente.

Noticias relacionadas