Castilla y León no contempla por ahora la deducción por compra de libros de texto

Libros de texto.

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, aconseja a los padres que conserven las facturas tras recordar la existencia de ayudas para tal finalidad.

La Consejería de Economía y Hacienda de Castilla y León no contempla por ahora introducir deducción alguna en la declaración del IRP por los gastos derivados de la compra de libros de texto, si bien su titular, Pilar del Olmo, ha aconsejado a los padres de los alumnos que conserven las facturas tras recordar la existencia de ayudas para tal finalidad.

  

Y es que Del Olmo, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha recordado que la Consejería de Educación estipula ayudas para la adquisición de libros de texto, sin olvidar el programa Releo, consistente en material que queda en depósito en los centros escolares a disposición de los alumnos.