“Castilla y León está peor que hace un año en universidad e investigación”

Pablos cree que los presupuestos de la Junta son “malos para el presente y pésimos para el futuro”

El portavoz de Universidades e Investigación del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Fernando Pablos, se ha referido a los presupuestos que destina la Junta a estas materias, que ha tachado de “malos para el presente y pésimos para el futuro”.

Pablos ha asegurado que las partidas que la Junta de Castilla y León ha presentado para universidades e investigación universitaria suponen un “incumplimiento de los compromisos de la Junta, y los estudiantes castellanoleoneses van a tener menos posibilidades que los del resto de comunidades”.

Respecto a la disminución de la transferencia a las universidades públicas para pagar los gastos de personal, Pablos cree que “creará dificultades en el día a día de las universidades”. Pese a que la Junta afirma que la disminución se compensará con la subida de tasas, el portavoz socialista ha declarado que le parece una medida “injusta” y que “puede ser el cuento de la lechera, como ya pasara con el centimazo”.

Fernando Pablos también ha lamentado la desaparición de las becas complementarias Erasmus y Fray Luis de León, de movilidad europea y nacional, respectivamente, así como la falta de presupuesto específico en 2012 para el “Fondo de Solidaridad”, del que se benefician las familias más desfavorecidas de Castilla y León.

Además, Pablos ha destacado la falta de presupuesto para la contratación de jóvenes investigadores, así como para su formación en otras universidades o centros de investigación. La partida presupuestaria destinada a este efecto es de 4.587.275 euros, pero en ejercicios anteriores está comprometida una cantidad superior.

“La partida de Formación, Movilidad y Consolidación del Personal Investigador se reduce en un 90 por ciento, y se deduce que los programas I3 y Ramón y Cajal van a dejar de estar cofinanciados por la Junta”, ha afirmado Pablos. Esto, unido a la reducción de las transferencias de capital para que las universidades realicen inversiones en un 30 por ciento, además de la falta de aportaciones para financiar los gastos del Centro del Cáncer, hacen pensar a Fernando Pablos que “todo lo que se deje de invertir ahora en investigación, lo pagaremos en el futuro”.