Castilla y León destina 47 millones a ayudas al pago de hipotecas y rentas, a un Plan de Empleo y a flexibilizar la Renta Garantizada

Imagen de la rueda de prensa de presentación del convenio

Castilla y León destinará un montante cercano a 47 millones para proceder a la flexibilización y ampliación de la Renta Garantizada de Ciudadanía, puesta en marcha de un Plan Extraordinario de Empleo y ayudas al pago de hipotecas y alquileres para evitar desahucios.

Así lo ha explicado este lunes el presidente del Ejecutivo regional, Juan Vicente Herrera, quien flanqueado por los líderes de UGT y CC.OO, Agustín Prieto y Ángel Hernández, así como por el líder de Cecale, Santiago Aparicio, ha asegurado que de los tres pilares que sostienen el acuerdo, rubricado en el ámbito del Diálogo Social, el más novedoso se centra en la puesta en marcha de medidas extraordinarias para personas y familias en riesgo de desahucio.

En este marco ha situado Herrera las dos líneas de actuación dotadas con seis millones para 2013 y 2014: la primera se centra en la puesta en marcha de ayudas extraordinarias por un máximo de 3.200 euros para 2013 dirigidas a familias sin ingresos que no puedan hacer frente al pago de la cuota hipotecaria y la segunda centra su atención en las familias que no pueden pagar el alquiler.

Asimismo, ha detallado que con la flexibilización de acceso a la Renta Garantizada se pasará de los 14.000 perceptores a principios de este año a 18.000 a 31 de diciembre de 2013 y a 28.000 en la misma fecha del próximo año.

A esta medida, dotada con diez millones más en 2013 (este año contaba con un presupuesto de 33 millones) hasta alcanzar, a finales de 2014, los 53 millones de euros, se suma el Plan Extraordinario de Empleo que, con un montante de diez millones, favorecerá la contratación de personas desempleadas por un periodo de seis meses y su formación en adquisición de habilidades y competencias.