Castilla y Léon cerró 2013 con un déficit del 1,10%, por debajo del límite del 1,27%

Cristóbal Montoro

Montoro destaca el esfuerzo de las autonomías pese a no haber cumplido el objetivo y felicita a los ayuntamientos por el superávit.

Un total de seis comunidades autónomas incumplieron el objetivo de déficit asignado para el año 2013, según ha anunciado este lunes el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Las comunidades que superaron el límite previsto son Aragón, Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia, Navarra y la Comunidad Valenciana.


El resto de autonomías cumplieron en 2013 con los objetivos establecidos. Andalucía cerró con 1,55 por ciento (objetivo del 1,58%), Asturias 1,06 por ciento (1,06%), Baleares 1,28 por ciento (1,47%), Canarias 1 por ciento (1,2%), Cantabria 1 por ciento (1,13%), Castilla y León 1,10 por ciento (1,27%), Extremadura 0,99 por ciento (1%), Galicia 1,10 por ciento (1,20%), Comunidad de Madrid 1,01 por ciento (1,07%), La Rioja 1,04% por ciento (1,06%) y País Vasco 1,08 por ciento (1,20%).

El ministro Cristóbal Montoro acompañado por el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha anunciado en rueda de prensa los datos desglosados de déficit de las autonomías de 2013, que en conjunto ya anunció el pasado viernes que tuvieron un déficit del 1,54 por ciento, por encima del objetivo del 1,3 por ciento fijado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del mes de julio.

Pese a ello, tanto el ministro como Beteta han alabado el esfuerzo de las administraciones territoriales, que en 2012 tuvieron un déficit del 1,86 por ciento y en 2011 del 3,41 por ciento. Todo ello cuando los impuestos que gestionan las autonomías "han continuado a la baja" y además gestionan servicios como la sanidad, la educación y los servicios sociales, ha destacado Beteta.

NO HABRÁ MÁS DÉFICIT ASIMÉTRICO

Para 2013, el Gobierno y las comunidades acordaron por primera vez objetivos asimétricos de déficit para facilitar la labor a aquellas con peores datos. Sin embargo, Montoro ya ha dejado claro que esta experiencia, aunque ha sido "positiva", no volverá a producirse y en 2014 todas las autonomías deberán cumplir con el 1 por ciento acordado.

Entre las incumplidoras el pasado ejercicio, Hacienda otorga a Aragón un déficit del 2,06 por ciento, por encima del objetivo del 1,3%. Sin embargo, la presidenta Luisa Fernanda Rudi ya ha anunciado que va a recurrir esta cifra porque reconoce un desfase de 81 millones de euros pero no de los 254 que le atribuye el Ministerio.

Beteta ha explicado que el desfase de Aragón se debe a su incremento del gasto de capital, ya que ha sido la única comunidad que ha incrementado la inversión, y unas actas de recaudación incierta que Eurostat, el organismo que establece el mecanismo de cálculo, no contabiliza como ingresos.

En el caso de Castilla-La Mancha, el Ministerio ha anunciado un déficit del 2,13 por ciento, superando el objetivo del 1,3 por ciento, aunque reconoce que la comunidad tuvo en 2013 gastos significativos no recurrentes, según ha precisado Beteta. El Gobierno regional cifró su déficit en el 1,24 por ciento del PIB regional porque los otros 278 millones obedecen a estas dos medidas "excepcionales" e "inasumibles".

En situación parecida está Navarra, que negociaba con Hacienda en qué ejercicio se le imputaba el ajuste del Convenio Económico de 2012, de 95 millones de euros. Según el dato publicado este lunes, el Estado no se imputa a sí mismo este montante y sitúa el déficit de la comunidad en el 1,55 por ciento, por encima del 1,2 por ciento establecido.

Por su parte, el Gobierno ha situado el déficit de Murcia en el 3,17 por ciento, cuando su objetivo era del 1,59 por ciento. Sin embargo, el Ministerio aclara que en el caso de Murcia se debe descontar el efecto de los gastos de carácter extraordinarios derivados del terremoto de Lorca, con lo que el déficit sería del 3,07 por ciento y también al aval del aeropuerto. Sin estos dos apuntes extraordinarios, su déficit se situaría en torno al 2,37 por ciento, según ha apuntado Beteta, aún así por encima del objetivo.

Tampoco cumple con el objetivo de déficit la Comunidad Valenciana, que cerró 2013 con un 2,33 por ciento frente al objetivo del 1,6 por ciento. Pese a ello, el secretario de Estado ha querido destacar el esfuerzo de esta autonomía, que ha logrado una reducción de 1,579 millones. "Aún está lejos del nivel de cumplimiento exigido, pero ha hecho un esfuerzo muy importante de consolidación", ha reconocido Beteta.

También ha destacado el trabajo de Cataluña, pese a que cerró 2013 con un déficit del 1,96 por ciento de su PIB, por encima del objetivo del 1,58%, según datos del Ministerio. Beteta ha explicado que estos datos suponen una reducción de 526 millones que "demuestra que el trabajo conjunto desde el Ministerio con el Gobierno de la Generalitat está dando esfuerzos para ir reconduciendo hacia el objetivo".

ESFUERZO "MUY SIGNIFICATIVO"

Los responsables del Ministerio de Hacienda han insistido en el esfuerzo "muy significativo" realizado por las autonomías para avanzar en el nivel de cumplimiento y han destacado la importancia que para ello ha tenido la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que Montoro ha subrayado que se está aplicando y ha permitido los datos presentados.

En cuanto a las corporaciones locales, el ministro ha confirmado que cerraron 2013 con un superávit del 0,41 por ciento, un dato "impresionante". Beteta ha destacado que un total de 7.300 ayuntamientos, un 90 por ciento del total, presentaron situación presupuestaria positiva.

Las seis ciudades con más de 500.000 habitantes tuvieron un saldo presupuestario no financiero de 1.824,804 euros. En concreto, el de Madrid fue de 1.163, 575 euros, el de Barcelona de 284,516 euros, el de Valencia de 116,684 euros, el de Sevilla de 104,989 euros, el de Zaragoza de 81,751 euros y el de Málaga de 73,289 euros.

Montoro ha recordado que estas cifras no hubieran sido posibles sin el plan de pago a proveedores impulsado por el Gobierno y ha garantizado que "se seguirá trabajando con las corporaciones locales para despejar el futuro". "No hemos tenido que cerrar ayuntamientos en España o diputaciones como otros preconizan que había que hacer", ha sostenido.

A su juicio, la reducción del déficit público alcanzada durante los últimos ejercicios demuestra que un Estado, "cuando más descentralizado, mejor se comporta". Unos datos que rebaten las ideas de los "centralistas".

Sin embargo, no ha querido ahondar en la incidencia del sistema de financiación en los datos de déficit y ha emplazado a la reforma que está en marcha y se presentará en el segundo semestre del año. "Desde esta mesa no vamos a responder, ya escucharemos a todos su propia interpretación", ha respondido.