Castilla y León aprueba una Declaración Institucional para salirse de la Norma del Ibérico si el gobierno no la modifica

Para los representantes parlamentarios de Castilla y León, como en cualquier otro producto, "el porcentaje de pureza ración se debe incluir en el etiquetado y no en el nombre comercial".

VALLADOLID, 18 Dic. (EUROPA PRESS)

 

   Las Cortes de Castilla y León han aprobado este martes una Declaración Institucional respaldada por los tres grupos parlamentarios con el fin de exigir al Gobierno central que modifique la norma del Ibérico para que incluya tres denominaciones de venta y periodos transitorios para la adaptación de explotaciones, de no ser así pedirán la retirada del proyecto de Real Decreto.

 

   La presidenta de las Cortes, María Josefa García Cirac, ha dado lectura a este documento pactado por los tres grupos con representación en las Cortes -PP, PSOE y Grupo Mixto-- a través del que se reclama la inclusión de las denominaciones de venta 'Ibérico de bellota', 'Ibérico de campo' e 'Ibérico de cebo', con lo que se rechaza "frontalmente" la inclusión como parte de la denominación de venta de los porcentajes de pureza racial.

 

   Para los representantes parlamentarios de Castilla y León, como en cualquier otro producto, "el porcentaje de pureza ración se debe incluir en el etiquetado y no en el nombre comercial".

 

   Del mismo modo, a través de esta Declaración Institucional se solicita el establecimiento de periodos transitorios para la puesta en el mercado de los productos en proceso de elaboración y para la adaptación de las explotaciones de cebo a las nuevas condiciones de manejo.

 

   "Si no se atienden estas propuestas que se consideran fundamentales se solicita la retirada del Proyecto de Real Decreto", advierten los grupos en esta Declaración.

 

   En la parte expositiva del documento, los tres grupos con representación en las Cortes han recordado la importancia del sector en la economía de Castilla y León, con 352 industrias transformadoras, lo que representa el 41 por ciento del total de industrias cárnicas de la región que factura más de 600 millones de euros y da trabajo a casi 15.000 personas.