Caste: "Prefiero estar 10 años en Segunda B que ascender a Segunda división y desaparecer"

El presidente de la UDS ha analizado la situación de la entidad salmantina tras el Consejo de Administración de anoche del que sale "ilusionado".

Paco Caste tiene otro semblante. Tras el Consejo de Administración de anoche al que también acudieron los administradores concursales, el presidente de la UD Salamanca ha dado a conocer el plan del Consejo para lograr la salvación de la entidad.

 

Lo primero ha sido fijar un calendario cuyo primer paso es "reunir a los máximos accionista ya, de manera inmediata, la semana que viene" para tratar de sacar ideas que den viabilidad al club.

 

"Yo no entendería una Salamanca sin la UDS... es como quedarnos sin Universidad. Han cerrado un montón de tiendas de toda la vida... esto no podemos permitirlo", añade el presidente unionista.

 

Caste, además, es consciente de que "el concurso va a ser largo, seguramente vaya más allá de final de temporada, e incluso llegue a septiembre u octubre.

 

El Consejo de Administración ya está pensando en "acabar la temporada y afrontar los pagos que nos quedan y, después, preparando el presupuesto de la temporada que viene que será menor que el de este año, pero -si seguimos en Segunda B- será lo suficiente para hacer un equipo que pueda subir", reconoce. "No vamos a hacer un equipo cualquiera, tenemos que ir al ascenso… y para eso hay acertar con el equipo... ahí tenéis el ejemplo del Alcoyano", añade.

 

"A mí me gusta el equipo que hay ahora. He visto todos los partidos y me gusta. Las lesiones que hemos tenido han sido claves y, además, si la mente no va el cuerpo tampoco", explica el máximo dirigente unionista. "Estoy seguro de que no falta actitud, es una cuestión mental".

 

Por esta razón, Caste pide que "se hable de fútbol en Salamanca como siempre se ha hecho, nos falta una sensación de positividad que ayuda para todo".

 

Los siguientes pasos son: "Seguramente la ampliación de capital y la reunión con instituciones".

 

En lo deportivo, Caste asegura que queda un trabajo 'de locos': "Faltan solo 10 semanas para que termine la temporada y queda una labor tremenda de trabajo, fichajes, elaboración del equipo..." porque se trabaja ya con vistas al próximo año.

 

¿En qué categoría? Caste no se rinde: "El Guadalajara se metió en los últimos 10 partidos, así que mientras haya posibilidades matemáticas, hay que salir al campo a ganar, hay que luchar", añade.

 

Aun así, el directivo salmantino reconoce que lo importante es buscar la "viabilidad económica de la entidad. Tenemos que llegar a los 90 y los 100 años de historia. Por eso, prefiero estar en Segunda B 10 años antes que subir a Segunda y desaparecer al año siguiente".

 

Otra de las medidas que el club va a tomar es tratar de que los salmantinos vuelvan al Helmántico. "Tenemos 4.000 fieles que no nos dejarán nunca, pero sabemos que la UDS interesa a muchos más. Por eso bajaremos los precios, regalaremos entradas... queremos que los salmantinos despierten y dejen de tirar piedras con su propio tejado porque la UDS es imagen de la ciudad y queremos que todos se impliquen con ella". En busca de esa implicación, el Consejo se reunirán también esta semana con las peñas, "que son socios privilegiados para nosotros porque viajan con el equipo y están con él en lo bueno y lo malo".

 

De hecho, presidente es categórico al ser preguntado sobre si siente 'envidia' por la afición de Avenida: "En absoluto, me lleno de orgullo como salmantino que hagan bien las cosas y ganen títulos, pero yo de mi afición estoy orgullosísimo, no la cambio por nada", añade.

 

"La mejor arma" de cara a lograr que entre dinero en el club de una u otra forma, es "llenar el Helmántico" para Paco Caste. De hecho, "empresarios y hostelería han estado disfrutando de la UDS en los buenos momentos y deberían estar también ahora. Lo deberían valorar", añade señalando claramente que esta situación requiere de la ayuda de todos.

 

En cuanto a las instituciones, la primera idea es la de hablar con el Ayuntamiento: "No queremos dinero, sabemos cómo está la cosa, pero queremos hablar de fórmulas e ideas. Nos van a escuchar, pero no solo a nosotros como miembros de la UDS, sino también a la ciudad y al aficionado de la UDS que ante todo es ciudadano de Salamanca".

 

Una de las empresas que Caste reconoce haberle "decepcionado" ha sido Caja Duero: "No nos apoyó a principios de temporada y para mí fue una decepción como salmantino. Yo he ido a Segovia y su Caja -que también se fusionó- sigue estando en las camisetas…", recuerda.

 

Otra de las decisiones que se han tomado en el Consejo de Administración es que la Fundación del club "se haga cargo de gastos e ingresos de las secciones inferiores, así tendremos una mayor fluidez", añade.

 

En cuanto al personal del club, Caste asegura: "Balta tiene contrato hasta el 30 de junio es el profesional que tiene el club y confiamos en él. Tanto él como Carlos Pollo nos enseñarán su trabajo en breve para comenzar a buscar jugadores". "Cuando la afición silba a Balta, nos silban a todos. Por eso alabo su profesionalidad".

 

También Pablo Zegarra "es un activo nuestro, de la base y va a ser primordial. Es un profesional de la casa y se hablara con él". Sobre su propio futuro al frente del Consejo, Caste añade: "Yo voy a seguir hasta el 30 de junio, quiero dejar esto montado y que después el que venga que se dedique a cuidar el club".

 

"A día de hoy sigo aquí porque asumo que he estado en los buenos momentos y también hay que estar en los malos. No os imagináis el tiempo que pierdo en el club solo por amor a estos colores", reconoce.

 

Por último, Caste ha pedido que se abra la imaginación de sus empleados para sacar rentabilidad del Helmántico, con muchas iniciativas: desde alquilarlo a los propios salmantinos para jugar diferentes Ligas, hasta para aue se vuelvan a hacer conciertos en él.