Casilla: "Volver al Real Madrid ha sido el regalo que necesitaba"

El último fichaje del Real Madrid, Kiko Casilla, ha asegurado  antes de viajar a tierras australianas para incorporarse a la pretemporada del equipo en Melbourne que se siente "un privilegiado".

"Quería que la oportunidad no pasara, que se cerrara lo antes posible y que el Espanyol me dejara salir. Al final lo he conseguido y se han portado muy bien. Cuando sabes que ese tren llega no te quieres bajar. Y he sentido eso, que podía volver a casa, al Madrid y así ha sido", valoró el meta, en declaraciones a los medios oficiales del Real Madrid.

El portero señaló que su llegada a Chamartín se trata de una "oportunidad" que no quiere desaprovechar. "Soy consciente de que lo que me está pasando a poca gente le pasa. Soy un privilegiado por fichar por el Real Madrid, por volver a los inicios. Tengo una oportunidad por delante que quiero aprovechar al máximo y, sobre todo, luchar por este club", indicó.

Con más de una centena de partidos en Primera División, Casilla considera que tiene la suficiente experiencia para competir por el puesto de titular en la portería del Real Madrid y suceder bajo palos a Iker Casillas. "Experiencia tengo, sobre todo de los últimos cuatro años, en los que he jugado con más regularidad en Primera. Cada partido es un examen. Se nota que llevo ya ciento y pico partidos y ya no soy el chaval que era antes", recalcó.

El de Alcover, que destacó que su principal virtud es la "tranquilidad" y que es una característica muy importante para ponerte bajo palos, consideró que su misión es ganarse un puesto en los entrenamientos para jugar "lo máximo" posible. "Mi objetivo es ser uno más del equipo, ayudar en todo lo que pueda en el campo al entrenador, hacer un buen grupo e intentar jugar lo máximo posible", desveló.

Tras abandonar la disciplina merengue en 2007 por la feroz competencia con Antonio Adán y Jordi Codina, el tarraconense consideró su regreso como un regalo que no quiere desperdiciar. "Llegué con 14 años y tampoco me imaginé que después de la salida del Real Madrid volvería. La vida te da a veces un regalo que no puedes desaprovechar y este ha sido el regalo que necesitaba", aseguró.

Sobre aquella etapa, Casilla reconoció que siente un "cosquilleo" en el estómago por las ganas de cuajar un buen papel. "Es verdad que ya conozco bastante todo, lo que es la casa, las instalaciones, la ciudad y eso ayuda a la aclimatación. Siento un cosquilleo en el estómago y estoy con muchas ganas, sobre todo de empezar a entrenar, que es lo más importante. Ir al césped y estar disponible para el entrenador", apuntó.

Por último, pidió como deseo que las lesiones le respeten y conseguir "algún título", al mismo tiempo que prometió a la afición del Real Madrid el mayor de los compromisos. "Siempre que he venido a jugar contra el Real Madrid la afición me ha tratado muy bien, con respeto, sabiendo que soy de la casa. Voy a dar lo máximo por este club y espero que me apoyen", concluyó.