"(Casi) todos juntos a la finca..."

El homenaje de la Diputación a los ganaderos se traslada a la Finca Castro Enríquez en plenas ferias... para seguir con la 'austeridad' y facilitar el trabajo a los medios.

La austeridad ha marcado esta edición de la feria Agropecuaria de Salamanca y la Exposición Internacional de Ganado Puro, eso está claro. De hecho, los políticos ni se han prestado a hacerse fotos degustando los productos típicos de nuestra tierra... para evitar la imagen del 'gañotero'. Eso sí, a puerta cerrada, las bandejas y las cervezas corrían que daba gusto. Queda mal que te vean en público y queda muy bien hacerlo a hurtadillas...

 

Sin embargo, el homenaje que la Diputación de Salamanca ha querido rendir a los ganaderos de la provincia se ha llevado a la Finca Castro Enríquez, donde tantos dispendios se han ejecutado años atrás y donde más de uno es mejor que calle... para no otorgar. Allí se han dado cita muchos ganaderos y presidentes de algunas diputaciones de Castilla y León (invitados por Salamanca), no sabemos si para derrochar o para dar promoción a una finca que ha quedado en el olvido y que esconde más líos y 'jaranas' que beneficios.

 

Claro, es mucho mejor trasladarse kilómetros y kilómetros fuera de Salamanca y del recinto ferial para 'facilitar' el trabajo a los medios de comunicación a una hora prudente (14.30 horas) para este fin. El recinto ferial, donde está todo el ganado, no es el sitio idóneo para realizar este reconocimiento que habrá que ver cuánto cuesta y, especialmente, quién lo va a pagar.

 

¿No será que esa austeridad corre a cargo de todos los contribuyentes? Sí, sí... pero aún hay más. En una muestra más de ahorro, la Diputación NO ha invitado a los técnicos que llevan trabajando en la casa los mismos años que lleva la Exposición de Ganado, 25.

 

Todo sea por levantar Castro Enríquez... si las paredes, las habitaciones o los animales hablasen... "(Casi) todos juntos a la finca...".