Casi la mitad de los ciudadanos de la región se ha pluriempleado alguna vez en los últimos años por la crisis

El 77 por ciento estaría dispuesto a ello, según el informe elaborado por Ranstad

Casi la mitad de los castellanoleoneses, un 47 por ciento, se ha pluriempleado alguna vez en el actual contexto económico y laboral, según el informe que ha elaborado Randstad, que también refleja que un 77 por ciento de los encuestados en Castilla y León estaría dispuesto a desempeñar varios empleos.

La radiografía del mercado laboral que presenta la compañía de soluciones en recursos humanos detecta que casi la mitad de los encuestados en esta Comunidad ha compatibilizado en algún momento de su trayectoria profesional al menos dos empleos. En el ámbito nacional un 53 por ciento de la población afirma haber desarrollado más de una actividad laboral, ha informado Randstad en un comunicado recogido por Europa Press.

En el ámbito autonómico, esta situación no encuentra apenas diferencias entre hombres (52,5%) y mujeres (52,6%), ya que en ambos sexos se da la misma proporción, aunque ligeramente superior en estas últimas. Donde sí que se establecen matices es en función de la edad. Los jóvenes de entre 25 y 29 años (55%) son los que más reconocen haber utilizado el pluriempleo en algún momento para obtener más réditos profesionales.

Tras ellos se sitúan los trabajadores de entre 30 y 44 años (54%) y los que van de la horquilla entre los 16 y los 24 años (48%). En el lado contrario de la balanza se encuentran los profesionales con más experiencia y que se encuentran más cerca de la edad de jubilación, de los cuales un 46 por ciento admite este hecho.

A nivel regional también hay diferencias. Cántabros (81%), navarros (75%), aragoneses (60%) y murcianos (60%) son los españoles que más reconocen haber compatibilizado en algún momento de su vida laboral al menos dos empleos. Tras ellos se encuentran catalanes (57%), madrileños (55%) y andaluces (52%).
 

En el ámbito regional, la encuesta elaborada por Randstad también detecta diferencias. Andaluces (88%), navarros (87%) y gallegos (85%) son los profesionales españoles que con mayor fuerza estiman que un segundo empleo les ayudaría a hacer frente a la crisis. Tras ellos se sitúan aragoneses (82%), vascos (81%) y castellanoleoneses (77%).

Esta situación se reafirma, según la encuesta elaborada por Randstad, en relación a la actual coyuntura económica. Ocho de cada diez españoles (78%) estarían dispuestos en estos momentos a tener un segundo empleo para hacer frente a la crisis. Un dato que aumenta en más de 20 puntos porcentuales al de españoles que alguna vez se ha pluriempleado.

Apenas hay diferencias en esta materia entre hombres (77,9%) y mujeres (78,2%), aunque estas últimas apuestan más por el pluriempleo como herramienta para salir reforzado de la actual situación económica. La formación también es síntoma de contrastes. Los profesionales sin estudios oficiales (86%) son los que están más dispuestos a afrontar la actual situación a través del pluriempleo, mientras que los que presentan una formación académica a nivel universitario o de Formación Profesional (77%) son, pese a la alta proporción, los que menos interés demuestran por esta práctica.

El grado de formación también es un elemento de análisis en este estudio, que recoge que los profesionales sin una formación determinada (58%) son los que más reconocen haber compatibilizado alguna vez al menos dos empleos, seguidos a poca distancia de los trabajadores con una formación de bachillerato, Formación Profesional o estudios universitarios (53%).

En definitiva, la encuesta determina el perfil del profesional español que se ha pluriempleado alguna vez: mujer, de entre 25 y 29 años y sin una formación determinada o título de estudios oficial.

La edad también es un patrón importante. Los más jóvenes, de entre 16 y 24 años, son los más decididos se encuentran a la hora de contar con al menos dos puestos de trabajo (79%), mientras que los más experimentados, entre 45 y 65 años, son los que menos (68%), aunque se detecta un alto porcentaje pese a tratarse de los profesionales que más cerca se encuentran de la edad de jubilación.