Casi a punto el convenio para atender de forma conjunta a las víctimas de accidentes de tráfico

La DGT ha puesto en marcha la Unidad de Coordinación en materia de Víctimas de Accidentes de Tráfico (UVAT), con unidades en todas sus jefaturas provinciales.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano –acompañado por la subdirectora general de Intervención y Políticas Viales de la Dirección General de Tráfico (DGT), del Ministerio del Interior, Mónica Colás Pozuelo-, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, informaron y presentaron las unidades de atención de las víctimas de accidentes de tráfico, creadas por la DGT –Ministerio del Interior- y el futuro acuerdo de colaboración en la materia que suscribirán la Gobierno de España y la Junta de Castilla y León.

 

En la reunión, celebrada en la sede de la Delegación del Gobierno en Castilla y León, en Valladolid,  participan, asimismo, el subdelegado del Gobierno en Valladolid, el director de la Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León, los jefes provinciales de Tráfico en las nueve provincias de la región, además de Guardia Civil de Tráfico, y representantes de las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico en la región (han sido invitadas Aspaym, Stop Accidentes, Asprona, Once, Teléfono de la Esperanza, Asain, Centro de Atención al Inmigrante, Centro de Escucha San Camilo, Avata, Andade, Predif, Accem, Red Incola).

 

Plan nacional de creación de la UVAT

 

En consonancia con el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2010-2020,  aprobado por el Consejo de Ministros, que establece un plan de acción cuyo primer objetivo es reducir el número de víctimas mortales y el de heridos en accidentes de tráfico, y, como consecuencia de la constancia de  que las víctimas se encuentran en muchos casos en una especial situación de indefensión, la DGT ha creado la Unidad de Coordinación en materia de Víctimas de Accidentes de Tráfico (UVAT) y, en cada una de sus jefaturas provinciales, unidades para informar a las víctimas de los servicios públicos y privados de asistencia en el territorio.

 

La UVAT de la Dirección General de Tráfico tiene como objetivo fundamental la elaboración de protocolos de actuación que permitan la gestión de los recursos existentes en relación a la atención integral de las víctimas de accidentes de tráfico, para conformar una red integral y permanente de asistencia en el ámbito nacional y en las diversas comunidades autónomas; y, en su puesta en práctica, paliar la victimización primaria, que produce el hecho mismo del accidente, y disminuir la secundaria, que se deriva de la relación que se establece entre la víctima y el sistema jurídico-penal, policial y sanitario, facilitando las actuaciones especializadas en los distintos ámbitos de la vida de las víctimas que pueden verse afectados gravemente: familiar, social, laboral, económico, y, sobre todo, el personal.

 

Desde su entrada en funcionamiento, en febrero de este año, es decir en cuatro meses, la UVAT ha solucionados las dudas y las gestiones a cien de los doscientas víctimas que se pusieron en contacto con la Unidad, a través de una llamada al teléfono nacional 060 –opción: Unidad de Víctimas de Accidentes de Tráfico-, de las unidades de las jefaturas provinciales, o por correo.

 

Objetivos de la UVAT

- Velar por los derechos de las víctimas de accidentes de tráfico.

 

- El objetivo fundamental de la UVAT es elaborar los Protocolos de Actuación para la atención integral, eficaz y adecuada, de las víctimas y sus familiares a nivel Local, Nacional y de Comunidad Autónoma.

 

¿Cómo se cumplen estos objetivos?

 

- Facilitando la realización de actuaciones especializadas en los distintos ámbitos que han podido verse afectadas las víctimas: el familiar, el social, el laboral, el económico y, sobre, todo el ámbito personal.

 

- Con una atención personalizada y cercana en cada UVAT dentro de la Jefatura Provincial de Tráfico.

 

Plan de actuación de la UVAT

 

-Asistencia inicial y valoración de cada caso con  recogida de información de cada víctima con una entrevista y anotación de todas las necesidades que se han observado o que ha expresado la víctima.

 

-Información y orientación: con emisión de la información que nos han solicitado y de los servicios públicos y/o privados existentes para cubrir sus necesidades.

 

-Intervención y/o derivación: se iniciará el contacto con el Servicio pertinente para informar que acude una víctima y facilitar, así, su acceso de forma eficaz y rápida.

 

-Seguimiento: Se llamará a la víctima para verificar si ha sido atendida, si  tiene nuevas necesidades, conocer su estado etc.

 

En sus primeros meses de andadura, la UVAT ha contabilizado, como principales demandas de las víctimas de accidentes de tráfico y sus familiares:

 

- A  los Cuerpos de Seguridad, que su trato no sea rutinario, mejorando sus capacidades técnicas y humanas en la elaboración de los atestados.

 

- A los abogados, que utilicen un lenguaje comprensible.

 

- Al Sistema Judicial, que tenga en cuenta que la indemnización es insuficiente, cuando no va acompañada de una sanción al infractor que sirva de reparación moral y reconocimiento social.

 

- A las aseguradoras, que garanticen a las víctimas una atención personalizada e integral, que no se limite a cuantificar el daño y pagar.

 

El convenio DGT-Junta de Castilla y León sobre la UVAT

 

El compromiso de la DGT con la creación de la UVAT alcanza a todos el territorio nacional, y, por ello, teniendo en cuenta el reparto competencias de las administraciones, se impulsa la firma de convenios de colaboración con las comunidades autónomas para que la atención a las víctimas de accidentes de tráfico y a sus familias sea más eficiente e integral.

 

Como ya lo ha hecho con otras comunidades autónomas, El Gobierno de España, a través de la DGT, firmará con la Junta de Castilla y León un protocolo, para facilitar a las víctimas una atención coordinada, con los objetivos que promovieron la creación de la UVAT, con unidades en las jefaturas provinciales de Tráfico.

 

Las víctimas de los accidentes de tráfico son de todas las edades, grupos sociales, culturas y países; los accidentes suponen un problema social y familiar de enorme magnitud como consecuencia de su incidencia, a la gravedad de las secuelas tanto físicas como psicológicas, y un alto coste social y económico para el conjunto de la sociedad.

 

Las actuaciones que se llevan a cabo tras registrase el accidente de circulación precisan la intervención de profesionales de diversos campos de especialización y dependientes de distintas administraciones que en algunos casos no se han coordinado previamente: policías, médicos y psicólogos de urgencia, bomberos, médicos y psicólogos forenses y un amplio etcétera.

 

Por otra parte, las víctimas tienen múltiples necesidades que se deben atender para paliar y reducir los daños corporales, psicológicos y materiales del accidente, que abarcan desde la primera intervención hasta el alta terapéutica; porque los accidentes de circulación comprenden varias fases progresivas de intervención, que en muchos casos finalizan en procedimientos jurídicos.

 

Por tanto, el protocolo previo al convenio de colaboración entre la DGT y la Junta de Castilla y León tiene por objeto lograr la máxima y mejor coordinación entre las instituciones implicadas en la asistencia a las víctimas de accidentes de tráfico y establecer unas pautas de actuación homogéneas en toda Castilla y León, para lo cual establecerán una actuación integral y coordinada que considere todas las necesidades fundamentales para la adecuada atención de los casos con víctimas de distinta índole, que la DGT y la Junta de Castilla y León difundirán entre los profesionales implicados en la atención de las víctimas.

 

Menos víctimas por accidentes de tráfico en Castilla y León

 

En lo que va de año 2013 (hasta el 10 de junio) las cifras de accidentes y víctimas están bajando respecto al mismo período del año pasado, de forma considerable, con 39 accidentes (42 en 2012), 41 víctimas mortales (47 en 2012), 13 heridos graves (26 en 2012) y 10 heridos leves (28 en 2012).

 

Destacar la cifra de 50% menos de heridos graves y aunque cada víctima mortal es una gran perdida, destacar que en lo que va de año han fallecido 6 personas menos en las carreteras de Castilla y León con respecto al mismo período del año 2012.

 

Los tipos de accidentes mortales mas predominantes son las salidas de vía, con un 61.5%, y las colisiones, un 28%. En cuanto a carreteras donde se producen los accidentes, en primer lugar están las autonómicas con un 35,9%; las nacionales y autovías con un 23,1% cada una; las provinciales 12.8%, y en autopistas un 2,6%.

 

Los factores mas concurrentes en los accidentes de tráfico que se dan en Castilla y León son: las distracciones, un 38.8%; la velocidad inadecuada, un 21.4%, y las infracciones de normas de circulación, un 16.6%.

 

La primera fase de la campaña de verano de tráfico (operación salida de vacaciones) en las carreteras españolas se desarrolla entre el 28 de junio al 1 de julio de 2013.