Casi 40 vecinos solicitan que sus viviendas sean rehabilitadas

15 elegidos. El Consistorio dará a conocer en un plazo aproximado de dos semanas las viviendas que serán reformadas gracias al ARCH
LORENA LAGO

El plazo de presentación de solicitudes para entrar en la convocatoria de ayudas del ARCH concluirá mañana con la presentación de un total de 35, motivo por el que un total de 20 vecinos quedará fuera al poder solo arreglarse un total de 15. Así lo apuntaba ayer uno de los arquitectos encargados del proyecto, Ángel Lozano, quien apuntó de igual modo la satisfacción del Ayuntamiento por el alto interés mostrado por los vecinos.

Sin embargo, tan sólo 15 serán los mogarreños afortunados que puedan optar a ver reformadas sus viviendas como marca la línea de subvenciones establecida desde la Administración. Así las cosas, Ángel Lozano indica cómo se realizará la selección, que tendrá lugar en un plazo máximo de dos semanas. “Puesto que hay un mayor número de solicitudes elegiremos las que opten a las primeras ayudas basándonos en criterios estéticos y de problemática de la vivienda”. Por este motivo, serán prioritarias actuaciones, como señala el arquitecto, “que tengan que ver con cubiertas y fachadas”.

Una de las cuestiones que más ha sorprendido a los arquitectos y al propio Consistorio es que “los vecinos han apostado por mantener los aspectos tradicionales de la vivienda, usando carpinterías de madera, sillería, enfoscados y pintados, o medianerías.

En otro orden de cosas, y aunque no se sabe aún cuándo se volverá a convocar una nueva línea de ayudas, Ángel Lozano quiere resaltar que “los vecinos que hasta ahora hayan presentado la documentación y cuyas viviendas finalmente queden desechadas no tendrán que volver a realizar la solicitud completa, sino que bastará con que rellenen un mínimo papel que indicará que continúan interesados”.

Lo que continúa siendo una incógnita es la cuantía que cada uno de los vecinos conseguirá para rehabilitar sus viviendas pues, como explica el arquitecto, “depende de los presupuestos que se realicen sobre las viviendas y de lo que nos confirme la Junta de Castilla y León, que es quien nos otorgará las ayudas”. Lo único cierto sobre las subvenciones es que durante un periodo de cuatro años se rehabilitarán un total de cien viviendas en todo el municipio.

Una vez que se conozca, de cualquier modo, los vecinos, a pesar de haber sido seleccionados, pueden rechazar la oferta si consideran que la cuantía aportada para ejecutar la reforma es insuficiente.

Para llevar a cabo las reformas, una vez que se conozca la cuantía de las mismas, cada vecino podrá contratar la empresa que desee para llevarlas a cabo, algo que ha gustado mucho también a los mogarreños.