Casi 200 parados se beneficiarán de 17 talleres para la mejora profesional

Subvención. La Junta concede 668.000 euros para frenar la pérdida de población activa. Contenidos. Energías renovables, rehabilitación de edificios, eficiencia energética y mantenimiento de la Vía de la Plata
E. BERMEJO
El presidente del Organismo Autónomo de Empleo y Desarrollo Rural, Oaedr, José Prieto, presentó ayer el Programa de Talleres para la Mejora Profesional que forman parte de las acciones formativas de dicho organismo.

Los 17 talleres se pondrán en marcha merced a una concesión a la Diputación de Salamanca por parte de la Junta de Castilla y León, que asciende a 668.764 euros, una cantidad importante debido a la extensión de la provincia salmantina.

Su finalidad es intentar paliar la pérdida de población activa, una situación que en el caso de Salamanca se ve agravada no sólo por la actual crisis económica, sino también por la especial idiosincrasia de la provincia y sus numerosos municipios.

La subvención concedida sólo podrá destinarse a financiar los costes salariales y de Seguridad Social de los alumnos trabajadores y de sus formadores, así como el equipamiento necesario para desempeñar sus tareas. En cuanto a los requisitos necesarios para participar en los talleres, los participantes deberán estar desempleados e inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León y tener menos de 25 años. En total serán 176 alumnos y 17 formadores, todos desempleados, los que se contratarán con la subvención de la Junta.

Por lo que se refiere a las localidades propuestas para impartir estos cursos, son las siguientes: Alba de Tormes, La Alberca, Aldeatejada, Vecinos, Villares de la Reina, Ciudad Rodrigo, La Fuente de San Esteban, Guijuelo, Ledesma, Macotera, Peñaranda de Bracamonte, Béjar, Villamayor y Villavieja de Yeltes. Además y, aunque todavía está por determinar la sede, dos de los talleres abarcan más de un municipio: Aldearrubia, Babilafuente y Villoria, por un lado, y Barruecopardo, Saucelle y Vilvestre, por otro.

La duración es de seis meses y todos los cursos deben finalizar antes del 1 de octubre de 2011. Por lo que respecta a contenidos, los talleres deberán centrarse en sectores relacionados con las energías renovables, la rehabilitación de edificios, la eficiencia energética y el mantenimiento, recuperación y atención del Camino de Santiago o la Vía de la Plata. Asimismo, han de ser obras y servicios de interés general y social.

En principio, y según las predilecciones, 15 talleres se destinarán a la rehabilitación de edificios y dos a la eficiencia energética (Ciudad Rodrigo y Ledesma). Según José Prieto, ninguno de los municipios ha elegido el de la Vía de la Plata “porque cada curso viene con una cantidad cerrada y la recuperación de la Vía de la Plata implica un sobrecoste que ningún Ayuntamiento está en disposición de pagar”.