Casi 10.000 hogares salmantinos tienen a todos sus miembros en paro

(Foto: Europa Press)

Salamanca se encuentra entre las quince provincias españolas con la cifra más baja de España pero este dato se debe a su reducido nivel poblacional en comparación con otras con mayores registros.

Los efectos de la crisis económica se dejan notar y las previsiones que apuntan hacia la recuperación aún no se han hecho notar en exceso. Al menos ésta es la teoría que refrendan las cifras hechas públicas después de una pregunta realizada en el Congreso de los Diputados, que revela que casi 10.000 hogares (9.800) de la provincia de Salamanca tienen a todos sus miembros en paro aunque están en condiciones o edad para trabajar.

 

O lo que es lo mismo, casi 10.000 familias no reciben ningín ingreso derivado de una actividad económica, aunque sí pueden contar con prestaciones, paro... o con ningún tipo de ayuda pública. Ésta es la situación actual de Salamanca, que está ubicada dentro de las 15 provincias de España con un índice más bajo en este apartado pero que se debe a su nivel poblacional, más reducido que otras con un índice más elevado de habitantes.

 

Por tanto, 9.800 hogares no tienen a ninguno de sus miembros trabajando pese a poder hacerlo por circunstancias de edad o posibilidad y solo la lacra del desmpleo y de la crisis les priva de poder conseguirlo.

 

Es más, esta cifra ha sufrido un aumento considerable desde los 3.200 hogares de 2008 o los 7.800 de 2010, hasta los baremos actuales que son muy superiores, al finalizar el año 2013.

 

En comparación con el resto de provincias de Castilla y León, Salamanca posee uno de las cifras más elevadas ya que Ávila (5.800), Burgos (9.400), Segovia (3.500), Soria (1.300) y Zamora (7.000) cuentan con menos hogares completamente en paro. En la comunidad son casi 72.000 los hogares en los que ninguno de sus miembros trabaja.

 

4.000 PERSONAS EN PARO BUSCAN SU PRIMER EMPLEO

 

Además, y según el Instituto Nacional de Estadística (INE), 2013 se cerró con más de 4.000 jóvenes en paro que en la actualidad se encuentran buscando el primer empleo, por los 2.700 del ejercicio 2012 o los 3.000m de 2010, por lo que la crisis sí ha hecho mella en este apartado.

 

No en vano, más de 132.000 personas se encuentran inactivas en Salamanca, o lo que es lo mismo, no tienen ningún tipo de ocupación que les reporte beneficios, cifra que se ha incrementado desde 2011.