Carroll lidera a un Madrid desatado

Jaycee Carroll
El Real Madrid sumó un nuevo triunfo en Euroliga, tres de tres, imponiéndose (112-83) con autoridad este jueves a un combativo Nizhny Novgorod en el Barclaycard Center, un duelo en el que brilló Jaycee Carroll (25 puntos en la primera mitad) y que sirvió a los de Pablo Laso para mandar un aviso a navegantes.

 

FICHA TÉCNICA.


REAL MADRID: Llull (10), Carroll (32), Rudy Fernández (14), Nocioni (5) y Bourousis (3) --cinco inicial--; Ayón (8), Rivers (2), Campazzo (3), Reyes (12), Rodríguez (9), Mejri (8) y Slaughter (6).

NIZHNY NOVGOROD: Rochestie (23), Thompkins (16), Golovin (4), Antonov (5) y Parakhouski (9) --cinco inicial--; Baburin (7), Viktorov (4), Khvostov (3), Ivlev (4), Popov (6), Krivosheev (2) y Savelyev (-).

PARCIALES: 26-18, 32-28, 24-17, 30-20.

ÁRBITROS: Christodoulou (GRE), Taurino (ITA) y Dragojevic (MON). Eliminado por faltas personales Khvostov.

PABELLÓN: Barclaycard Center. 7.912 espectadores.
 

 


MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El Real Madrid sumó un nuevo triunfo en Euroliga, tres de tres, imponiéndose (112-83) con autoridad este jueves a un combativo Nizhny Novgorod en el Barclaycard Center, un duelo en el que brilló Jaycee Carroll (25 puntos en la primera mitad) y que sirvió a los de Pablo Laso para mandar un aviso a navegantes.

Después de la espectacular temporada pasada, los blancos estaban en el punto de mira por un juego más irregular, aunque efectivo, y sujeto a rachas y altibajos. El inicio tranquilo del Madrid hacia saltar las comparaciones con el del año pasado, cuando las victorias llegaban como churros y, sobre todo, dando espectáculo y una gran sensación de disfrute.

El Madrid recordó a rivales y aficionados que el que tuvo, retuvo, demostrando que sigue siendo capaz de brillar, correr y ofrecer un juego alegre y vistoso a la par que efectivo. Las nuevas piezas de Laso van encontrando su sitio y las ya conocidas se centran ya en el nuevo desafío. Rudy y Llull también se parecieron más a sí mismos este jueves.

Tremendamente efectivo fue Carroll, que se sentó en el descanso con 25 puntos, terminó con 32 (7/9 en triples). El partido del de Wyoming, titular en esta tercera jornada de fase regular, indicó el camino a los locales, ante un conjunto ruso que saltó al parqué madrileño con la lección bien aprendida y preparado para la ocasión. Rochestie, el otro artillero de la noche, terminó la primera mitad con 16 puntos, y soportó el peso del marcador de un Madrid que a pesar de Carroll no se despegaba y encajaba demasiado (58-46).

Tras el paso por los vestuarios, el cuadro ruso apretó los dientes y buscó imponer su poderoso juego interior, pero el Madrid volvió a romper el encuentro en el tercer parcial como en él es habitual. La diferencia en luminoso comenzaba a instalarse en los 20 puntos (80-60) y el técnico visitante, Ainars Bagatskis, aprovechaba el partido para dar minutos, en el escenario de la 'Final Four', a su joven plantilla.

Con la sensación que los de Laso buscan dosificar piernas esta temporada, el Madrid realizó una demostración de fuerza. Un ejercicio con el que siguen invictos esta temporada, en Europa (líderes en solitario del Grupo A) y Liga Endesa, avisan a futuros rivales, empezando por el Valencia Basket este domingo, y recuerdan, dentro del vestuario, de lo que son capaces de hacer.